esclava celta


“I would spread the cloths under your feet:
But I, being poor, have only my dreams;
I have spread my dreams under your feet;
Tread softly because you tread on my dreams”
William Butler Yeats

_______

soplas mi nombre y me riegas la arena

dulce fantasma de mil años, hoy regresas
a poblarme nuevamente, de playas y mareas
de mangos, guayabas y limpia caña brava

-¿ahora dónde guardo yo tu voz, mi alma,
dónde tu milagro más ancho y dónde guardo tus caderas?

recuerdo cuando eras la mensajera del viento
y me hablabas desde una tierra distante, extranjera

cuando el ruido flagrante de tu ausencia
era apenas,
el último paso que daban tus palabras

ahora entra,
ven a darle voz
a este tropel de latidos descalzos
que para silencios,
me basto

-5  riada-

hay un silencio


“LO andado nos sitia.
Camino en los bordes con venia extraña, de fondo. ¿Quién nos sostiene abajo? No veo la roca, lo último de la fundación, a donde no llegan las tormentas. Oscuro venero del adorador que arriba es espuma. Debajo Yace, contrafigura de una ausencia, lo incólume.
Rafael Cadenas

_______

un silencio que empuja recuerdos

la nostalgia exfoliada se espesa

la lluvia susurra con labios de ella
como dulce rocío adherido al desvelo

-¿seré yo
ese amante sin fortuna,
trueno fugaz o el silente cometa
-cada vez que se duerma la luna-
de la misma farola
con trenzas?

-riela 4-

noche impune


EL tiempo es un animal cansado.
Un viejo truco de Dios
para creerse inmortal.

El tiempo es una cena que termina.
Un señor que no te quita la mirada.”
Leonardo Padrón

_______

-“quisiera ser capaz de entrar en la luz de las cosas que escribes,
ser capaz de parecerme más y más a tu letra i de inequívoco”

(ah, vaya palabras las tuyas ante la inocencia de unos versos
-dejados aquí-
sobre la mesa, junto al vaso vacío, tan secretamente)

-“yo quiero crecer –me decías- como luz de luna transoceánica
hasta tocar tus fronteras, tus consignas, tus locuras
navegar tu boca, soplar el pedestal de tus palabras
ser astilla despiadada -como el vidrio en tu pie de hace un mes-
y clavarme para siempre en tu orilla”

yo, que solo quiero acampar como una sombra esquelética
en la orilla de un sueño tuyo, para luego despertar con guirnaldas,
con fragmentos de lo que sea…
para multiplicar al sol en tus ojos y disemines tus colores

después, intentar vivir en una franja de tu nostalgia, de tu país, de tu risa
para coleccionar tus tardes de ensueño junto a las mías color naranja
sobre el techo más peligroso de la alegría

pero aquí la noche sigue impune, por enésima vez en tv “mujer bonita”
pienso en el aliento, seguramente a pepsi cola de julia roberts
y en tu puerto sobre mares del sur, de donde deben colgar pausadas
unas nubes, en las tardes donde quisiera sudar yo, estas palabras

ahora, ya es media mañana y en la distancia
per gessle me despierta con su invitación: “c´mon, join the joyride”
vaciándose desde un stereo también distante
mi pie más izquierdo (despierto antes que yo) sigue el tono de la melodía
y en medio de la letra hermosa
en inglés duro, me doy cuenta que te extraño

un, dos, tres cafés
sin encontrar la cucharita para el azúcar
escribo esto y de pronto, entre tú y yo, doy todo sueño por perdido

-3 riada-