una promesa


“HUNDIDO el rostro en tu cabello, aspiro
el sofocante aliento de la noche
que allí estancado humea y flota como el sueño.”
Tomás Segovia.

_______

este poema no es un logro
ni una promesa tiritando de frío
sobre un papel por ti

tampoco una vía alterna
hasta el incendio que es tu nombre
ya convertido en soplo de cenizas

es otra vez, la ilusión lanzando flechas
sobre la baranda de sus límites

pronunciándose a ciegas
a través de una rendija inflamada de letras
para que la miren tus ojos

y se queda tallada ante el silencio
imperdonable que tiene tu mirada
esta mañana absoluta

-82 riada-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s