riela 118


“ES que somos tan inquietos. Sin embargo, concluido el viaje
sentimos que en nosotros -ya no rehenes
de la esperanza- había nacido otro temple”
Rafael Cadenas.

_______

me ofrece pasaporte y la taquicardia sin ropa de unos atardeceres
pero es en su boca donde todo martes se me hace jueves

quiere venderme un nuevo calendario
y me da crédito para otra bandera, pero es en su cuello
donde dos lunares; suman y suman tormentas

me regala versos, nombres de plazas, osadías,
mangos y arena blanca; pero es en la palidez de sus piernas
donde yo me quiero; luna corpórea, flaca

-riela 118-

Un comentario en “riela 118”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s