costumbres


“DESPUÉS, juntos los dos, alguna noche,
Reímos mucho, tanto,
Que quedó como huella de las lágrimas
Un misterioso encanto!
José Asunción Silva.

_______

la luna baila a la deriva
intentando mediar su cuerpo de ánfora metálica
allí, donde yo guardo mis recuerdos

crepúsculos que emergen
desde aquellos lingotes de páginas tatuadas
por el fluido ensordecedor de palabras

yo amo su densidad
cortada por el filo de la ausencia

costumbre mía, este medir cada noche
los soplos de la sed erosionada de su voz
sobre la blanca pizarra de la luna

fotografía vital
sus manos menudas, casi aéreas
acariciando el césped suave de la melancolía

costumbre mía, mirar anclar cada tarde
sus formas de ola sobre mi poesía, de puertos y muelles

tantas veces costumbre, que se me hizo inútil
la costumbre de pintar peces blancos en los bordes de su boca

me queda la costumbre
de esperar por los aplausos de la noche
mientras el viento, es la música que apremia los minutos

costumbre de amor somero
y de playas sin esquirlas, donde ella
se ha convertido en toda promesa infinita, necesaria

costumbre mía, ella
la implacable domadora de mis dudas

-riela 162-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s