la vuelta al pecado


“SI puedo dejarte ir como los árboles dejan ir
sus hojas, tan naturalmente, una por una”
May Sarton.

_______

he venido, otra vez
al ojo sísmico del poema,
a buscarte

cavo entre vertederos de versos ya derogados
con mis herramientas de letras
hasta descubrir ese fosfato magnífico
que hay entre la redención
y la vuelta al pecado
de saber que no estás

-191 riada-

Anuncios

sílabas


“EN el instante vencido
de ser luna
se cansa la gota
de ser hermosa gota fría
y cae”
Rosario Concha Méndez.

_______

mirando unos límites abiertos a la espesura de la noche,
en el desvelo procesado y en lo que la memoria ya no abraza

en las retinas de las paredes envejecidas de mi cuarto
encuentro las vestiduras de las sílabas de tu nombre
y se posan sobre mis labios, como un cadáver ya conocido

me asomo por el broche de la ventana, como queriendo verte
refugiada entre pétalos que te abrigan de la ventisca,
de los metros de lluvia, y entonces, me resigno a perderte

perderte de nuevo, entre la estatura insospechada de mis sueños

queda un trapo frío sobre mi frente, lo que una vez
fue tu bandera en tierras de narnia, -¿recuerdas?

mujer nacida entre ventiscas de versos,
con ojos que delimitan latitudes lejanas…
una palabra, una sílaba indecible tuya, me basta

deletreo de nuevo tu nombre
y me congela el silencio

petrificado de tus cosas, entre cuatro paredes
y mirando de lejos esa luz pequeñita
que tú eres

-190 riada-

unrest


“COMO surca un beso tuyo mis entrañas
esta noche mientras te duermes tranquilo en mi pecho”
María Eleonor Prado Mödinger.

 

_______

me asomo por nuestra ventana

no hay vagancias
ni sosiegos, en mi pensamiento

ni siquiera desde el tejido de ardores
de tu cuerpo, aquí sumergido conmigo todavía

he escrito para ti:
“tus labios aún me visten,
pero al filo de la música que vivimos”

pasa que…
tú siempre me has poblado
de multitud

-189 riada-

alta definición


“TÓMAME, oh noche eterna, en tus brazos
y llámame hijo.
Yo soy un rey
que voluntariamente abandoné
mi trono de ensueños y cansancios”
Fernando Pessoa.

_______

antes
las noches viajaban con mucho más torpeza
desnudas, como los libros

hoy, no alcanzan las instrucciones de boca al vuelo
por tanta indiferencia al frío

ya, ni siquiera tu falda desacomoda
en las labores del útil desenfreno

pero aún columpias tus pies

todavía hay formas tuyas que no sé leer

reitero errores entre tus dos rodillas perfectas
culpables y domiciliadas en un: “todavía”

y durante el sorteo
finalmente, ocurre la música

-188 riada-

tu nombre


“NACE de mí, de mi sombra,
amanece por mi piel,
alba de luz somnolienta.

Paloma brava tu nombre,
tímida sobre mi hombro”
Octavio Paz.

_______

tu nombre tiene el devenir
de las caracolas que la hendidura acepta
y lleva consigo ese gesto, de las postrimerías del vuelo

yo te nombro, y sobre el manto de la noche
se rompe, en un destello que autoriza a esta auditoría de sueños

tu ausencia es el resquicio menos unánime de muchedumbre
a mis ojos

-187 riada-

a gotas


“AHORA el verso es una gran cicatriz perenne
sin dueño
un cuchillo que cae y se pierde en la herida”
Ángel de la Torre.

_______

llévame donde se sacia la vocal
y donde quiebra el adjetivo

hazme cómplice de tu aliento,
testigo mudo de la humedad en el riel
de tu cuello

dame gritos que tengan las siglas de tu voz
y déjate caer a lunas, sobre mí

a gotas
mientras yo me declaro culpable
sobre juramento

pero bajo las comisuras y entre los humedades
más imprudentes de tu boca

-186 riada-