buscándote en las aldeas


“BENDITA sea la blancura
de los lugares remotos…”
Damir Šodan

_______

estuve buscándote en las aldeas
en más de tres mil quinientos años de guerras
entre los peligrosos bosques galos y celtas

después me fui a las bibliotecas
allí me extravié entre versos y letras
de antiguos y de nuevos poetas

ahora te busco entre palmeras
en la brisa perfumada sobre la oquedad de la tierra
en una playa, entre el cielo y el mar, de venezuela

-205 riada-

rilke


SE avanza a tientas / vacilante
no importan la distancia ni el horario.”
Mario Benedetti.

_______

maria es impalpable
y hasta con cierta terquedad,
la más íntima de todas mis instancias
sobre el palpito de ojos, entre tantos ojos extraños

y le parecerán muchos
-demasiados quizás- los pasos y peldaños
entre sus fotografías de niña y sus asombros de mujer

-¿acaso rilke, no el poeta sino el hombre
fue quien precipitó el barro en sus zapatos blancos?

-¿acaso piensa ella, que dante fue la mano
que cerró las páginas del infierno?

pues no…

-riela 204-

la mesa sin pan


 “MI espalda termina
donde comienza el vacío”
Sonia Manzano.

_______

entre tú y yo siempre, siempre habrá
un espacio cómodo para la ternura

aquí nada es nuevo, nada es viejo, nada está distante
aquí todo tiene tu edad y el color de tu hermosura

mi dulce ilusión, lanzada en misión de vuelo a gran altura
yo te veo, hasta en las sombras más discretas sobre la luna

en silencio, el amor camuflado fluye, para que el silencio
llegue a escuchar y celebrar, la risa y las pisadas tuyas

en secreto, labraré un mapa para describir estos momentos
y sobre tu piel, mi ruta fluvial favorita para los besos

amanece la mesa sin pan y sin escalas, va y viene el mar
te amo, como el pirata que vive pa’ recordar su mejor aventura

mi preciosa ceguera, te vas convirtiendo de punta a punta
en mi desparpajo clandestino, mi acantilado más ruidoso y estrecho

eres mi mujer bajo la lluvia, eres este aguacero bonito de versos
y de lunas, sobre mis noches más secas y oscuras…

-203 riada-

infinitamente…


“ME encantaba que metieses mi nombre a través de tu garganta… y que lo sacases mojado de entre los dientes para mis oídos llenos de tierra… y me da pena que mi nombre no tenga eses ni erres, porque arrastras las letras como muebles, y frotas mis palabras como palos para el fuego”.
Emma Pedreira Lombardía

_______

si te nombro muchas veces
digamos que, infinitamente…

hasta el eclipse sobre las clepsidras
hasta el colapso total de las galaxias

hasta la explosión trepante y final de los tiempos
hasta el último segundo del agua sobre el mármol
y hasta más allá de las ruinas del recuerdo

-¿me dirías tu secreto?
ese que guardas en los arrecifes,
entre los acantilados de tu nombre de ola…

-202 riada-

metáforas hechas flecos


“CUANDO sueñe con el sueño que se escribe eterno
sólo déjenme dormirlo
siempre”
Carolina Massola

_______

confín es un surco eterno entre dos espejos
-me dices

ay amor,
el de las largas travesías
como aquellas de la cerradura

mi amor circuito
para las más densas de las alegrías

mi amor de siempre y jamás
de ocaso y alborada, en la locura

mi causal umbilical de la tierra-fuego

ya solo me quedan metáforas
hechas flecos, de lo que era mi lluvia-costumbre
para la terapia asmática que desde octubre
cubre los incendios que desde tus pies,
corren por las costuras de este mayo,
sin entender
lo pavoroso y tan desmemoriado pequeñito alcance
de estos versos, que ahora y aquí, por ti, yo habito

-201 riada-