bitácoras


“DESDE la yerta proa, la mirada
hundo en las grandes sombras del vacío;
mis húmedas pupilas no ven nada.
Qué ardiente el aire; el corazón qué frío”.
Julio Flórez Roa.

_______

nada extraño en el debut de las tempestades
a lo largo de la costa-sosiego de este mar en blanco

permutan las formas más elásticas de la melancolía
y no es porque sea el mar el vicio final de un solitario

tampoco es la postal nunca escrita, algo que nos une o nos aleja
sino la forma marítima de manejarlo, marinera

es allí, en la esencia coralina de cualquier naufragio
donde el ruido centellante de la ausencia, arde
entre las farolas de las bitácoras

-274 riada-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s