acorralado


“ENTRE un ojo abierto
y el otro cerrado
los ríos de cuándos y más cuándos
se secaron”
Diana Morán.

_______

acorralado contra la pared en una esquina peligrosa
sobresale dulcemente, el destello
de una mirada debutante

más allá de la embriaguez magnífica de todo sábado en la noche
yacen las láminas de un amor corroído,
entre los arbustos olvidados

del cuello de las muchachas
cuelgan equinoccios inventados por jóvenes poetas
que un día arañaron ese andén azul del zinc sobre sus faldas

y la cosecha de renuncias
que naufragan en un vago devenir
como en la pausa ciega, en el tórax de un reloj

caduca de repente, la fecha del agua
sobre la dura osamenta de los mármoles
que parecen gozosas y arrogantes bestias distraídas

y se materializa el llanto
en secreto, sobre un ojal de la camisa negra de un mendigo
y lo convierte en verdugo mordaz

sobre las páginas feroces del tiempo
corren los puntos suspensivos de este mayo
que transcurre tan ciegamente citadino…

-riela 283-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s