305 riada


“COMÍAMOS en silencio enterrando en las
flores de porcelana el olor de las magnolias.

Después, yo te leía el Quijote y llorábamos
a carcajadas”
Marcela Rosales.

_______

con tu libro blanco de las mareas en las manos
a la sombra del tamarindo y sentada junto al viejo pozo,
miras a los pájaros incendiar la vida con sus colores

te nombro: maria, como se nombran todas las cosas
pero tú giras en mi voz como un trompo, hasta desarticular
de asombros a la luz que sostiene en alto estas minúsculas letras

te nombro y se trasnocha la poesía
te conviertes en el fósforo que me anuncia la aniquilación
de las tercas sombras y la huida despavorida de los inviernos

tú eres la suave fragancia sobre la franja del bálsamo
la cicatrizada sustancia que siempre, siempre me alcanza
para pintar de tus colores, todos los atardeceres

déjame tus trozos más insistentes en la memoria
para la metamorfosis final, la multiplicación exponencial
de tus ruidos, entre el agua, la noche y los escurridizos peces

-305 riada-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s