musa nueve


para mirar su sonrisa
yo me subo a los aleros

sobre las cornisas
y de ser preciso, al cielo

——-

hoy quiero envolver esa luna
en papel de regalo

y con la fragilidad de una locura
voy a ponerla en sus manos

——-

dame ese verso de amor
que tu mano escribe

y el polvo
que guardas en los bolsillos

de todas esas palabras
que a ti, te hacen suspirar

——-

en lo más provinciano
de su punto menos cardinal

surgentes verdes ojos mares
en singladura sur

ando yo, aferrado a la fiebre
de las palabras que ella me da

——-

“preciso” es el momento
en que la magia se materializa

cuando la “adivinanza” de palabras
convierte toda incertidumbre en lo más obvio:
en limpio verso

——-

y se ensancha el río
pa’ que yo lance trozos de su olvido

pero… -¿cómo ignorar la luz de faro
entre los calambres del frío?

——-

la intimidad es la del labio

-uno nada más-

huérfano de algún gemido
que lo delate

——-

me entrego a sus ojos
como se entrega el insecto a la lámpara

y así es como me va quemando el alma
de infinito gozo

——-

musitando el susurro que se agota
en el umbral de la vela encendida

es su boca
la portadora del séptimo cielo

la que yo deshojo, beso a beso
hasta las tersuras sorprendidas del alba

——-

-331 riadas y rielas-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s