los duermevelas


“NO es el último fuego del amor el que la poesía guarda,
sino el átomo del amor que la hizo abandonar el silencio”
Don Paterson.

_______

sobrevivir por encargo
con el brebaje frío de los pensamientos

entre los cadáveres de las palabras ya escritas
y que refractan a un mundo gris de transeúntes

esta noche asumo las horas exhaustas, mohosas
que me relatan los cansancios de la muchedumbre

una mirada se convierte en el suave tejido de un sueño
para pintar con ciertas anécdotas las paredes de la noche

“un alma, se nutre también con el menú de las soledades”
-alguien debió pensarlo ya…-

sopla el viento sus formas de pájaros mínimos
para desplegarse contra las ventanas

los recuerdos golpean contra los ojos
como peces luminosos a la deriva

yo solo quiero dormir, callado como dormiría un hoyo
bajo la tutela de los duermevelas de esos, sus ojos verdes…

todo cae
todo cae esta noche, en largo ruido de gotas

-riela 362-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s