carly simon en martha’s vineyard


“MI cicatriz es hermosa. Se parece a una flecha”
Carly Simon.

_______

el recuerdo del mar es como la maría de magdala
evadiendo escombros que manchan su orilla
y donde apenas, reconoce un aroma

marinera, esta noche te hablaré de la música
de carly simon en martha’s vineyard

luego, de algunas otras esquirlas luminosas

 

-379 riada-

Anuncios

ráfagas de estaño


“HAY trenes que se empacan en maletas
aviones que se guardan en sombreros,
barcos que se doblan en pañuelos
y carrozas que se calzan con los guantes.

Las estaciones, en cambio, no caben,
no caben”
Marcela Rosales.

_______

su nombre tiene ese nivel de acrobacia
que a mí me adormece sobre el costado más lindo
de sus peripecias

su belleza es la que flota de los fríos retratos
en mis paredes

ella es tan peligrosa, como esos torpes arrebatos,
tan impredecibles que muestran los locos
bajo la luna llena

ella es la dueña de mis ráfagas de estaño

la de las suaves manos que juntan y pulsan cometas y diccionarios,
la de la aleación perfecta que llega y perfuma con su presencia
al refugio de mis recuerdos, ya convertido para ella
en simples ráfagas de versos y frases

-riela 378-

no importa…


“LE expliqué que el mundo es una sinfonía,
pero que Dios toca de oído”
Ernesto Sábato.

 

_______

 

ven
diminuta
y sin promesas

conviérteme en teatro,
refugio o en capullo -no importa…
pero estrena aquí y ahora todas tus tormentas

 

-377 riada-

tirado al viento


“ESTOY aquí fuera, a mil millas de mi casa,
andando un camino en que otros hombres han sucumbido”
Bob Dylan

_______

llévame
que hoy nada me salve de ti

ni siquiera aquel reloj de harold crick,
tan viciado por un destino de dedos miserables,
de esos, que dan cuerda a los relojes en canciones de sabina

como en un viaje sin retorno, sin itinerarios
llévame al hombro que nada peso, que estoy inmóvil
y que para vencer soledades, a un solitario nunca le sobra
el previsto y secreto morral de los errores

sí… como a un error, pero llévame
dos lluvias más allá del sueño, que yo luego
te dejaré este lejano brillo de versos, tirado al viento

 

-376 riada-