como maletas inútiles


“LO que el salvaje que con torpe mano
hace de un tronco a su capricho un dios,
y luego ante su obra se arrodilla,
eso hicimos tú y yo”
Gustavo Adolfo Bécquer.

_______

hay poemas que pesan como maletas inútiles
otros tan luminosos, tan frágiles y alegres que simplemente
no se dejan medir

hay poemas humanos como aquellos
con los que vallejo vistió las calles de parís

poemas nerudianos que se elevan
y arden en esa forma de antorcha que tiene su país

poemas de dickinson que son como veleros ingrávidos
que todavía navegan mis trasnochos por west tennessee

poemas que ondean como pensamientos en alta voz
y derivan de frost, con la serena belleza de una vorágine en frenesí

poemas que urgen con las formas de la artillería de štager
con la cátedra de caballería de machado, con la honestidad de bécquer
cuyo ruido telúrico muchas veces, no me deja dormir…

 

-riela 384-

de stan getz


“LA vida siempre acaba mal.
Y bien mirado:
¿puede terminar bien lo que termina?”
Ángeles Mora.

_______

cae la noche por su barranco más límpido
y el soplo musical que llega desde el vitral de las estrellas
es tan íntimo, como ese de stan getz que yace ahora a mi deriva

yo la busco en esos centímetros metálicos
que la poca luz de mi cuarto y la de los recuerdos
festejan sobre los objetos hasta convertirla en sombra que nimba

porque al final
es así como siempre la encuentro
discreta e intacta, asomándose a mis amaneceres
con esa desinfectada puntualidad tan púbica que tienen los relojes

-riela 383-

labios que rielan


“VIENTOS justos y mares venideros”
JAG

_______

el mar… -¿cuántas veces el mar
será esa tonta parafernalia con que los poetas
arman y desarman sus antojos?

-¿y éste sostener de recuerdos con finos alfileres
aferrados a las ventanas de los insomnios
como si aguardasen amaneceres?

las palabras son como los viajes
esas inéditas travesías que revelan eternidades
entre los colores del cosmos y el vasto silencio de una flor

y todo comienza cuando más allá de toda calma posible
nos sobran sombras huérfanas y alucinantes
como labios estériles que rielan

-riela 382-

algarabía de cien verbos


“CUALQUIERA creería que estoy viva porque me muevo
pero hace mucho tiempo que estoy petrificada en el bronce
unida contigo en el relieve de Chagall
sobre nuestra cama doble de piedra”
Claire Goll.

_______

traducir a los ojos, esos refugios tan distantes
donde la soledad extiende una sola de sus manos

prefiero interpretar hojarascas, con maracas de ensueño
y bailar una gaita con mi farola con trenzas
bajo una infinitud de palmeras

entre los resquicios de la brisa, en un do mayor
preguntar x preguntar, simplemente a la luna:

-¿cómo se pueden medir distancias
en el pentagrama germánico de unos versos?

shhh…
hay silencios que rielan con más refulgencia
que la algarabía de cien verbos

-riela 381-

y te extrañé…


“NADA puede librarse de la luz del ocaso”
María Sanz.

_______

fuimos
la advertencia del viento
de lluvia sobre el temblor de unas encinas

echaste a volar
temprano, una mañana entre vaivenes hermosos
a destiempo y enumerando singladuras de culpas

y te extrañé…
hasta en las sombras más insospechadas
que dejan los abismos

-380 riada-