una escala caribeña


“YO ya me despedía… y palpitante
cerca mi labio de tus labios rojos,
«Hasta mañana», susurraste;
yo te miré a los ojos un instante
y tú cerraste sin pensar los ojos”
Amado Nervo.

_______

-¿volveremos al mar,
a la calma de aquella playa en las costas de louisiana?

-¿o prefieres aquel volumen de oleaje
sobre el litoral celta de la pequeña irlanda?

no importa, pero… -¿qué tal una escala caribeña?

– allí donde el viento dobla las palmeras
pero luego duerme apacible, sobre la breña

-donde tu cuerpo emerga como una isla
y yo a tu lado, sea tu más pronunciada ladera

-donde tu mano escriba y dibuje playas
pero ya sabes, que sea mi cuerpo, esa arena

-donde puedas mirar en las noches al cielo profundo
y te sorprendas al verme, manipulando estrellas

-donde la brújula libre de tus senos al aire
me conduzca siempre, a tu izquierda

-donde el canto de unos pájaros nos apabullen
hasta en la intimidad más serena

-y donde el relámpago que surca a los truenos
sea tu voz, apenas

-471 riada-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s