entre paredes lejanas


“¿PARA qué decir
que el invierno ha sido largo
cuando es dolor lo que digo?
Tua Forsström.

_______

cuando sientas tu cuerpo sumergirse
en la esplendidez
de la noche

y ya no tengas preguntas
sino un entorno silencioso
que llegue completando tu desnudez

-recuerda que soy + que un montón de frases
entre paredes lejanas

que la poesía no es tiempo presente
nunca

pero más allá de las arterias,
detrás de los abismos

después de un suspiro soñoliento, recuerda
hay otro cuerpo que te aguarda
entre hojas de cuadernos
parecidas a ti

-481 riada-

Anuncios

la diástole a mansalva


“UNA insurrección, un poema, un amor, un trabajo, son del registro de la perfección”
Marc Perrin.

_______

no era entonces una mujer
más bien, un río pequeño, sin cauce
otras veces, ella era como una hoja suelta, sin punta

siempre fue un error inadvertido, jamás corregido
la levedad sin límites de unos guijarros
devenidos del horizonte

pero un día, libre de transeúntes inútiles
la huella pequeña de su pie
calzó sobre mi huella
y se hizo paso

la inventé mujer
en el estallido de un crepúsculo
después, la habité largamente prisionera sobre témpanos
gigantes de lunas, que no sabían de sus catorce signos zodiacales

ella, ahora es la diástole a mansalva
otras veces, la que habita en las ruinas del mármol
sobre poemas de vallejo, que sin razón alguna
se me quedaron sueltos…

-riela 480-

tus secretos oceánicos


“Y hay días, que ninguna poesía me salva”
Rosario Martín.

_______

como quien habla ese mismo idioma en que está escrita tu piel
ando yo; escribiendo monólogos desde ese túnel
que es tu cuerpo:

-comprando lunares en el bazar de esa latitud de piernas
-recorriendo los espacios impares de tanto lujo peninsular
-marcando, desmarcando y separando estrellas con las manos
-tropezando tus hilos; caigo, me levanto y sigo y sigo y sigo…
-mirando amaneceres desde ese angulo perfecto de tus labios
-tirando piedras pa’ romper los truenos, robando relámpagos
-detallando la alegría desde los confines de tus ojos claros
-disfrutando la conducta transitoria que tienen los detalles
-sepultando mis dudas en tus pequeñas playas descafeinadas
-viajando sin maletas, sin recuerdos y sin papel de identidad
-navegando lentamente, ya sin asombros, tus secretos oceánicos

 

-479 riada-