riela 513


“ESPERO al poema atisbando su llegada
en el ápice mismo donde cruje
y levanta las alas”
Armando Rojas Guardia.

_______

como quien persigue unos granos de polvo
que al final, es lo que nos asedia

vamos como cicatrices
simulando ser jinetes redondos
sobre las formas planas del tiempo

y cuando ya ni siquiera ese breve colapso
nos sirva

otros proclamarán la eternidad de la poesía

solo el destiempo, será lo que la mano empuñe

esas coincidencias de glaciares eternos, al instante

evento único y accidental en que la palabra se eleva
desde la boca de un extraño ser que merodea
la vida, con sus ojos descalzos

…todo poeta

-riela 513-

riela 512


“HAY silencio en la casa
Afuera el viento se deshace/ entre las hojas
El frío de agosto/ toca/ raspa
Todavía quedan/ algunos matojos/ de narcisos amarillos/ en el patio
Escucho tu voz diciendo/ como todos los años:/ Hay que pasar agosto…
-Agosto/ agostado/ angostura/ angustia
palabras reunidas que asolaron tu alma-“
Nélida Cañas.

_______

-¿dónde quedó aquel abismo de casi amarnos?
no sé…

se mueve un poco la luna para abotonar estrellas distantes
en el vuelo oscuro y didáctico de la noche-nombre
sobre sus formas de agua-mujer

ella es la que inventa las fechas de los calendarios
y me ama-inunda desde la remota vigilia
de un silencio que apaga y enciende
a la poesía

crepita la agonía de unos labios
en la espera del verso-poema suspendido
mientras la mirada vuela como un dardo furtivo

finalmente
son sus manos de luz las que emergen
desde las formas ondulantes de la orfandad

como rascacielos que desembarcan
con la claridad alucinante de un amanecer

-riela 512-

 

riela 511


“SOY absorbida por intensiones de luz
por la vida como un gesto izado
rojo vivo el poema”
Denise Desautels.

_______

a la sombra como los frutos secos
divulgarán sus ojos, unas lágrimas vestidas de nostalgia

y recordar es como deshojar la distancia
del júbilo desorientado que acaricia

de par en par, su mirada cobija
sueños entre las hojas que sobrevuelan
a las siemprevivas

y se queda maria
como quien extraña su inocencia
en la densidad menos púbica de una ventana

-riela 511-