riela 536


“PERO su cruel belleza es implacable
bellísima;
no hay una fronda de reposo
para su hiriente luz
de estrella en permanente fuga
y desespera comprender
que aún la mutilación la haría más bella”
Eduardo Lizalde.

_______

evidentemente, hay estrellas sin cauces fijos
pequeños peces con estropeados indicios de mármol
y tantos ingrávidos encantos que sobrevuelan sus trazos de labios

como quien emerge de profundos augurios
yo respiro el pulso de su perfecta densidad de muñeca
como si ella fuese, un volcán a mi deriva

y ella, que casi nunca me mira
de pronto me escudriña y radicalmente pregunta:

-¿cómo así es que a mónica bellucci no le gustan las dietas
y mucho menos ir a los gimnasios, ah?

-¿y qué sé yo de la mineralogía altanera en perugia?
-pues nada, más allá del travertino chocolate sobre unos labios

y así siguen mis fósforos y astillas más allá que a la deriva
pero detrás de ella…

y siguen las anchas bandas de versos
extendidas como el fango al deseo

como manos, a esta estridencia de dos…

-riela 536-

riela 535


“LA risa de dos mujeres separadas -roto el lazo- cubierta la mandíbula de hierba y blancas floraciones -es igual al llanto”
Laia López Manrique.

_______

había una… vez:

-un poema que sangraba premoniciones de mayo

-unos versos que tiraban del viento
desde unos mapas sintéticos ya deteriorados

-un domingo suicida con mil intentos fallidos

-un beso fortuito con levedad de hoja seca

-dos aguaceros perdiendo equilibrios
entre los suburbios más anchos de mi feíta

-unos bolígrafos tinta negra bailando tangos
sobre unas letras permeables

-un pájaro que tejía bordes de promesas amarillas
a su sombra borracha de vuelos

-un poeta que no sabía su nombre
ni de quién era la grieta que cruzaba su pecho

-un golpe en la puerta del buzón donde los días
van guardando sus horas

-un destello de suerte menstrual en el bazar de las brujas
que ansiaban el deshielo final de las páginas de su sexo…

-riela 535-

riela 534


“MAÑANA estaremos huérfanos
y no me conducirás
al margen pequeño de la gloria
y habrá palabras contenidas
en otro:
‘Hasta mañana'”
Elena Tejada.

_______

mujer que desarma ruidos y destella asombros

déjame subir a tu taza de café con leche
para poder mirar las ofertas de otoño
esas que tú lees, como se leen
los horóscopos

luego, ven como lo hacías siempre
y llena de improvistos a la sutil melancolía
con la que antes vestías a los atardeceres

cuando eras la hoja que derribaba al viento

-riela 534-