tu quitamanchas de peces


“SI mi palabra brilla para que tú la leas,
temblará en el rocío, persistirá en la estrella”
Elsie Alvarado de Ricord.

_______

como otros dicen:
premura y deseos de ser solo sombras…

sorteando premisas caigo en pozos de palabras
toco fondo y siempre regreso a buscarte

es que no se puede borrar a los inviernos
ni a los brazos que acogen perfidias y tercas soledades
de esas que deambulan por aceras, vestidas de franjas amarillas

amor mío, yo prefiero ser sombra que deseo
un negro velero entre las más densas luminosidades

prefiero ser letra minúscula, tambaleante de nostalgias
lluvia ruidosa y menuda, a ser una cicatriz grande pero distante
verso extranjero, tatuaje, locura, vuelo, oleaje, escoria, prontuario
a ser humo esparcido, o ese lunar maquillado a tu altura de pubis

prefiero la nada que al olvido -dije una vez caminando a tu lado-
dibujar liubliana en tus ojos descalzos y que después
no utilices tu quitamanchas de peces…

-¿me llevas?

-545 riada-

Anuncios

extrañas predicciones


“MIS espacios
se llenan de imágenes.
La esfinge del enigma
se mece como aceite sobre el agua”
Lil María Herrera.

_______

que guarda extrañas predicciones, dicen que por seguridad
pero es ella quien las salva de las tentaciones marítimas
de la noche

de ella es ese galardón de cuerpo revolcándose en la arena
ella, la perversa aguja hincada a la tripulación ociosa
de las palabras mías

mira los gestos territoriales de la sinovia en su rodilla izquierda
luego, me los describe en mensajes de texto, en ese formato
hermoso donde + bien parecen catálogos
de maderas por esculpir

ella es el dulce parapeto de los insomnios míos
que solo la lluvia interrumpe, a veces

ella me defiende inútilmente de mis barajitas de béisbol
y celebra mis rielas, cuando algo araña los bordes
de su espesura de boca

ella es quien me dice y sostiene:

-la música y la poesía son dos entes tóxicos
-dos humming birds huyendo del licor de unas camelias
-dos sombras aristocráticas en un solo ataque de tos
y despeinadas, ambas por el delirio de un relámpago
eternamente ascendente…

y yo siempre la escucho
mientras miro entre sus manos mis barajitas de ripken

-riela 544-