547 riadas y rielas


azul de sus ojos, azul
eclipse de cielo en el mar

azul, azul, azul
que no se puede olvidar

soy un náufrago en todo su contexto
mi corazón hecho de palabras, yace
en el fondo cautivo y secreto
de sus ojos, inalcanzables

——-

yo preciso a estos versos como a miradas suyas
pa’ después despilfarrar el resto del día
con el fuego inaugural de un beso

se va quedando septiembre curtido de mil empeños
pero con todo el pensamiento apenas vestido
de las formas fluviales de su cuerpo
que ahora promete ser lluvia

-547 riadas y rielas-