585 riada


“TE quiero, me decías y en mis hombros
venías a morirte de silencio”
Delfina Acosta.

_______

 

hoy quiero que demores los semáforos

que lluevas y me envuelvas de atardeceres fríos
y que luego envejezcas, orbitando barajitas de béisbol en mis olvidos

hoy quiero de ti, esa boca de página en blanco
que manches con tu café al recinto de mis silencios
y que bailes de nuevo, conmigo, este twist de minúsculas inusitadas

hoy te quiero descalza, resbalando sobre puntos suspensivos
pero también te quiero exacta, desnuda, fiera, solitaria
como en un poema de cortázar

-585 riada-

584 riada


“PERO nada serás
sin estos versos
convertidos en pájaros
en círculos
en pasos
que mis años alargan”
Minerva Margarita Villarreal.

_______

¿es hechizo?, te pregunto
-esos momentos en que todo excepto tú, desaparece

embeleso, maleficio, brujería…
esos detalles que te envuelven de implicaciones inútiles, maria

me hablas y mi vida ensaya esos recorridos
en la cuerda floja entre décimos pisos

-¿qué más sutil y complejo mecanismo
que esos ojos tuyos atrapando a los artificios
esparcidos por los arenales de mi alegría?

son los besos que me debes, frasquitera
ese crédito impagable y transparente de veces
de tu dulce encanto elevándose como la bruma a lo alto

y me dejas con los golpes trapecistas del agua
tan grandes, del tamaño de unos atardeceres

nunca + me sueltes bruja al enjambre de otros versos
átame a esa levadura tuya que nunca cesa,
a tu sombra más pequeña de pez
solapando estrellas…

-584 riada-