618 riada


“TE alejas de los nombres
que hilan el silencio de las cosas”
Alejandra Pizarnik.

 

_______

en sombras que giran alrededor de unos árboles
y en los temblores de la lluvia en los tejados
sin que nadie te nombre

entre mis manos
y en la mesa de dos sillas, en dos tazas de café del entrevero
separadas por un barullo de recuerdos que vertebran al alma mía

te busco en otros ojos
en otras voces que te promueven de todo olvido
y en esa música que recrea los intentos del relámpago ya extinto

no te muevas, mientras te busco entre calles y paredes que habito
y hasta en la infinitud de unos pasos que aman
rielar en charcos que deja la lluvia

casi te encuentro
en los vuelos transitorios de pájaros y horas sin pretextos
en esos escondites casi perfectos para la concavidad de mis sueños

ya en el desvelo
ese desvelo indescriptible que de pronto se subleva
y es entonces, cuando crujen de precariedad, estos versos…

-618 riada-

riela 617


“AHORA duelen sus poemas en mi cuerpo‚
algo de mí que en él se reconoce hasta quebrar la imagen
de todo lo que fui”
Chantal Maillard.

_______

la palabra se va y regresa vacía
herida y yerta sobre la vértebra metálica de la poesía
sus pisadas se pierden entre sombras donde la noche dobla las esquinas

es este afán de huir curiosamente hasta la metástasis del alba
este salpicar tan temprano de la luz-risa-llanto sobre la ropa ya mojada

tanto merodear trayectorias de pájaros que huyen
tanta huida ciega y aséptica hasta la cicatriz del hondo poema
tanto poema sin su cafeína, mi frágil amor de labios que fingen ser bisuterías

-riela 617-

616 riada


“NO quedó ni un solo amigo en los estantes.
El espejo me quitó el habla.
(tuve que afeitarme
de espaldas a mí mismo)
Los libros clausuraron su gracia.
La música optó por desafinar.
Mis hijos perdieron la dirección de mi saludo.
Tuve que contentarme con llorar.
En ruso. En calma. En ropa interior.
Más nunca mostré mis nudillos.
Mi casa se llenó de periódicos sin abrir
y mangos que nunca caían.
Los mosquitos se aburrieron de tanta tristeza”
Leonardo Padrón.

_______

de nuevo riela la luna sobre las miríadas de tus pestañas
y este corazón mío lanzando piedras y más piedras
al cartel de suspiros tuyos

en cada pupila que tú me asomas hay puertos pequeñitos
y desde mis asombros, emergen sin prisa como barcos
las palabras

no te vayas, mírame zarpar y regresar sin la cadencia de rimas
déjame estrenar amaneceres desde las comisuras tercas
de tu boca

-616 riada-

615 riada


“TE cambio esta isla
por una caja de fósforos
y cuatro velas
para prenderla
por los rincones”
Cindi Jiménez-Vera.

_______

pensativa te acercas y me dices:
-mentiroso, ese tal río sibaragua, ¡no existe!

pasa amor mío…
que ante una sonrisa tuya, cualquier cosa es invisible

amigos, simplemente me informan
que no hay espacio, tiempo ni formas
de contar los lunares que a ti te alfombran
la piel de tus piernas, tan flacas
que nadie sino yo,
puedo entender

pero es que nadie más entiende, frasquitera
que tú eres la de esas traducciones rotas y fallidas
que yo me hago desde el lado cóncavo de la cama

cuando llegas y me cuentas de antiguas y deshabitadas cartas de amor
que desde un costado de algún barco pirata caribeño, seguramente
una princesa cautiva dejó caer al mar una soleada mañana,
pero olvidando su endocrina botella descafeinada…
¡que vaina!

mientras yo, simplemente hojeaba balcánicas lunas amarillas
por las plazas de zagreb

-615 riada-

614 riada


“POR ti, me desnudo hasta la corteza de los nervios.
Me quito la joyería y la pongo en la mesa de noche,
me desencajo las costillas, expando mis pulmones por toda la silla.
Me disuelvo como un medicamento en agua, en vino.
Me derramo sin dejar mancha, y me marcho sin agitar el aire”
Kim Addonizio.

_______

vulnerables
inocentes que se escapan
a esconder de las miradas
pa’ vestirse de culpables

celebremos la batalla
en silencio, entremos
que sean íntimos los versos
que la luna nos delata

todo el temor escondido
bajo tu falda
permitamos ahora mismo
se vaya

las flamantes primicias
que tu cuerpo me regala
para eso traje besos y la prisa
de atraparlas

sangremos ya
que la herida es de los dos
consumamos ya la sal que dentro
nos aguarda…

-614 riada-

613 riada


“INTENTO no pensar en ti
aunque la memoria
no es obediente instrumento
pero hago todo lo posible
y con el rígido barro de la imaginación
modelo a mi alrededor el vacío”
Antoni Pawlak.

_______

La luz se expande sobre los campos con extraños movimientos
y nos alcanza

el viento va y viene como el más fino instrumento
que derriba pájaros

tu cuerpo es otra hoja, mariposa marcada

tu voz es la canción abierta a mi memoria toda

la alegría te necesita tendida en mis brazos
las ideas más tiernas para mí son tus adjetivos demostrativos

tú tienes la simetría perfecta del silencio y de todo ruido nuevo
la mitad más uno de todos mis versos ya habitan tus ojos

contraria a casi todo lo previsto
eres la rueda que mueve el énfasis imperfecto de mis cosas

tú flotas sobre los minutos con total calidad de música
eres mi única bandera para negociar cualquier tratado de paz

tu tibio aroma se esparce hacia adentro, hacia el yo todavía
y entonces parezco un niño incandescente

mi ventana siempre abierta a la tarde que nos salta encima
tú eres la sombra que + extraño en esta transparencia mía

loca, pareces una loca irrepetible dando vueltas con tu pelo suelto
y descalza, la vida sin ti es un verso, sin sustantivos ni dueño

contigo las urgencias parecen lejanos veleros

-613 riada-

riela 612


“LLUEVE
Y su rostro recibe el llanto del cielo.
Sus ojos miran fijamente hacia el sur
Buscando una señal
Un regreso”
Chary Gumeta.

_______

esas ganas que una vez flotaron ingrávidas, sin peso
de pronto se nos convirtieron en cuerpo
en delito alegre del pensamiento

así nos fuimos mar afuera y luego tierra adentro
a celebrar la hermosísima geografía del vuelo
con alas despeinadas por el viento

mujer, ven… apúrate que yo solo no puedo
que si tú no vuelas, entonces yo no me desvelo
en tu costillar de arena, palmeras y en ese par de ojos negros

-riela 612-