riela 592


 

“ME colmé de atavíos nocturnales para hallarte.

Te vi pasar por el ángulo justo
donde se parten el tiempo y las memorias”
Teresa Palazzo Conti.

_______

dos lluvias más allá
de un lunar de su cuello vivo yo,
donde otros alguna vez navegaron y extraviaron

allí donde la lluvia, simplemente la delata
al comenzar el viaje oceánico
y luminoso de unas gotas

fiel filantropía, la de los besos derramados
bajo unas linternas, en los enseres
del agua de aquellos amaneceres

quien sabe sin en los prototipos de esos pájaros navegables
que en ella pululan desde la tiza, habrán esferas de ojos nostálgicos
de esos, que ahora circundan y cicatrizan a los vendavales del alma mía

y quien sabe si junto al fuego, ya en el ocaso de estos y de otros versos
sean sus manos, ya convertidas en sombras de frondosos árboles
las del manifiesto final, las que pinten las paredes de mi vida
con ese dulce y a veces trágico aroma suyo,
a trementina…

-riela 592-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s