621 riada


“DÉJAME de tu nombre la inquietud,
guardada en el temblor de tu insistencia.
Que mañana la encuentre,
cuando el sueño
haya borrado este desasimiento,
y amanezca yo en ti,
ya luz y llama”
Elena Martín Vivaldi.

_______

son otros los arcos al azar de tantas flechas,
tú y yo, el blanco más allá de unas laderas eslovenas,
somos como dos banderas ancestrales llameantes de ausencias

laderas ancestrales, ausencias -siluetas endurecidas y a la deriva-

apartar las cortinas imaginando romper el mar
y aquel incendio desmedido de ojos, hasta la traducción del ocaso
escrito al borde de una página, para que huyan juntos, peces y pájaros

página de peces, de pájaros -cosas que no aprendimos a trazar todavía-

a punto de ser agua, mi desmesura de labios flacos
camina tu suerte de avenidas con esos desaires de oficio
y la mueca frágil, de pronto, se te cae al piso, sin contrapesos de tinta

labios flacos, sin contrapesos de tinta -así gravitas y te me haces poesía-

-621 riada-

620 riada


“LA esperanza es la cosa con plumas
Que se posa en el alma,
Y canta la tonada sin palabras,
Y nunca jamás se detiene”
Emily Dickinson.

_______

hasta romper el formato digital de las ventanas
esta noche, yo te propongo versos de agua
de esos que desmayan ante tu mirada

luego nos vamos a entretener
como menos que gotas

como esos hilitos deteriorados
de tus levi’s entre fragmentos blancos de luna
y seremos como pequeñas letras bailando sobre los tejados

y que la danza de esas dos hojas, sea apenas el intersticio verbal
entre el momento de dos bocas y los colores que se nos fugan
tras los bastidores de la noche…

-620 riada-