riela 637


“CUANTOS amaron tus momentos de alegre gracia,
Y amaron tu belleza con amor falso o verdadero,
Pero tan solo un hombre amó tu alma peregrina
Y amó hasta las penas de tu cambiante rostro”
William B. Yeats.

_______

a media asta,
a medio caracol entre el vaivén de unas olas,
a media piedra mojada sobre la arena seca

secreta, como las cartas guardadas en lo más alto del armario,
a mitad de la hoja que una rama olvidó en la ventana,
casi a mitad del poema, cuando ya no cumplen las palabras

a media distancia de la sombra ignorada,
a mitad del hilo que la nostalgia teje sin perfumar,
allí esta siempre ella, poseída, vestida de medianías

crepitando como guirnalda entre las acacias,
como el verso cautivo en las redes del mismo poema, siempre
como la melodía ya casi olvidada…

-riela 637-

riela 636


“LO que yo no quiero
es darte palabras de ensueño,
ni propagar imagen con mis labios
en tu frente, ni con mi beso”
Vicente Aleixandre.

_______

la miraba
con esa fascinación que se revela ante un cuerpo de agua
y la hice mía, sin dudar un segundo de la densidad abismal
de una duda, ya patentada…

ahora me contaré solo
mirando de cara a las certezas desde este muro de palabras

y en el secreto que sostienen a unos pájaros
la libero hoy, al verso furtivo que otro día la trajo

la música de este domingo diecisiete,
ahora domina la fuente prosaica de veces en que la amé
pintando nubes blancas sobre su rostro poblado de amaneceres únicos

como nudos adheridos a unos presagios de luces
fuimos ofrendas pactadas a la sombra de un gran incendio

-riela 636-