residencias


“SER nadie
y aún, como la hoja seca,
servir de embarcación a los instintos”
Eduardo Zambrano.

_______

su sonrisa es pequeña
como un charco incipiente

sin embargo; sus manos, sus manos!
son como dos constelaciones inéditas en vuelo

yo

me amparo
en lo que derraman sus límpidos silencios

me rindo
ante los copiosos sofismos que gobiernan sus ojos claros

 

-riela 659-

Anuncios

como dos amaneceres


“A mí me gustan las niñas pálidas,
las de apacibles ojos obscuros
donde perenne misterio irradia;
las de miradas que me acarician
bajo el alero de las pestañas…”
Amado Nervo.

_______

hoy las hojas, hacen pequeños riachuelos en tu mirada
y todo silencio te pertenece, mientras arrullas con canciones
a esos instantes en que el mar -ese extraño invitado de siempre-
se debilita, y muestra su última ola, exactamente frente a tus pies

la alegría se redime desde tu comarca de ojos
y entonces, vuela a los confines temblorosos de la luz

ajenas, como párpados carnosos en la cosecha de algún dios
tus dos mejillas, a babor de una lluvia trepidante,
se me acercan, y se incendian ante mí
como dos amaneceres

dos almendras líticas
esos labios tuyos, despertando a gritos mi rutina de alma

y me elevas
en irascible torbellino de ansias arrebatadas…

-658 riada-