riela 671


“PUSO a mis píes diecisiete caracolas
y nada me dijeron.

¿A quién puedo pedir que me resuelva
la palabra instante?”
Dulce Chacón.

_______

enredada entre las celosías
como navegando en la casualidad de una ventana
su figura de niña descolorida y menuda, parece medir distancias

yo la miro
como quien mira su reloj
caer al pozo donde solo deberían caer las monedas

es una hoja
vestida de otoño

-riela 671-

670 riada


“LA noche teme a tus alas de pájaro pequeño”
Ángel Valles C.

_______

hoy el verso anda ciego mientras la nostalgia
de cara a la luna; bosteza para mis ojos
y se abre como una grieta

solo quiero ser memoria
un recuerdo aprendiendo a caminar
por los más estrechos pasillos de tu olvido

y es que hoy el mundo huele a ti,
a duraznos, a tu boca

-670 riada-

riela 669


“CERRAR los ojos de sequía
gustarme soñaría, aquí en el aliento.
Y trastear las lágrimas
que eran de entrada
y no de gobernar…”
Antonio de Saavedra.

_______

memorizando las letras vandálicas de su nombre
fue que aprendí los seudónimos marítimos de su cuerpo

y al final, ella amontonó tanto vendaval en mí
que una noche cálida de luna flaca

-por error- toqué el botón aries de su rueda zodiacal
y se hizo la luz sobre los cauces de mi dicha

entonces me hice lluvia intentando capturar su hechura…

pero ella, era ya un océano

-riela 669-

668 riada


“SI no es a la risa que dejaste
colgada en el respaldo de la cama?
Cómo voy a sobrevivir estas distancias,
Si no es amarrada a tu palabra?”
Aída Elena Párraga.

_______

diminutos mares dormidos a orillas de tus atrapasueños
dos duermevelas que dibujan laberintos

habitan sueños y cauces efímeros
y quizás; algún distante naufragio, algún silente poema

y llega el beso invisible a empapar esa fina fractura
que separa tus párpados cerrados
con el dulce rigor de las hojas

-nite…

-668 riada-

 

667 riada


“SERÁS por siempre palabra dormida en mi memoria
la más vaga imagen
de un grito quebrado sobre la alfombra”
César Olivares Acate.

_______

no volverás al puerto que extraña tus amarras
porque ya sabes navegar esas distancias que te definen

el ruido que te despertaba
aquel canto de pájaro escrito en estos suburbios alegres

este mar de formas contemplativas
estos versos impacientes buscando ser página a tu vista

son solo burbujas entrópicas
al filo de un extraño menguante lunar

-667 riada-