riela 687


“ALGUNA noche insomne,
sentada al borde de la cama
los pies en mullidas zapatillas
y la tristeza enroscando
como un gato su cola en mis tobillos,
contemplo su tranquilo descanso,
su confinado sueño,
como si aún flotaran
en la acuosa seguridad de mis entrañas”
Vidaluz Meneses.

_______

día uno:

con esa sed de carne agradecida,
ella se despliega al alba
y desviste con su luz
toda mi dicha

incendia mi alegría
y en las cenizas que van quedando
ella se acuesta, para mirarme todo el día

un segundo después:

ella y yo
habitamos síntomas destartalados
de esa especie de río, de tambor urbano

ya montados sobre el miedo
de halcón proyectado, en vuelo perfecto

sorprendidos en el vértigo
a mitad del espacio y ya detenido el tiempo…

-riela 687-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s