739 riada


“AUNQUE éste sea el último dolor que ella me causa,
y éstos sean los últimos versos que yo le escribo”
Pablo Neruda.

_______

ahora me iré
con ese mar en los ojos

dormiré en el corazón de unos pájaros nocturnos
entre los arbustos donde amamanta la luna

pero un día volveré convertido en palabra ajena
verdad a medias o quizás, un simple poema

me dejaré llevar como un huérfano extraviado
mil veces hasta la geometría arenosa
y peninsular de tus manos

te llamaré hogar
hasta perderme de nuevo
entre los más simples arpegios del agua

-739 riada-

 

Anuncios

738 riadas y rielas


“Estos son algunos fragmentos de riadas y rielas
que se quedaron sueltos por allí; lo intentaron, pero
nunca llegaron a tener la fuerza, o la intención quizás
para llegar a ser un poema”

_______

-eres marinera, mi mejor promesa
cuando el día declina, de piel tibia y cansada
tendida sobre mi cama

– y viene despacito a mí,
musitando la timidez de sus pasos,
su cuerpo emerge como blanca espiga en frenesí

-como en las cataleyas,
pájaros iguales tras la aurora
una sola ilusión convertida en reflejos

-me estás robando mi lado izquierdo
pero sé que un día, te alcanzaré en el vuelo…

-al final, nuestras manos se zafan
con ese desespero secuencial de palomas que se sueltan y alejan

-a ras con esa luna y lloviendo risa arriba
anda mi infantil volátil, sin morada y a lo incierto
procurando sus silencios

-como cuando aprieto sus manos en las mías
sobre la estación de sus rodillas, y espero,
siempre espero poder llenarlas

-y nuestros vuelos, esos que rompieron nudos de la nada
ahora yacen flacos, desinfectados de promesas

-yo creo en Dios, en robert frost y en pablo neruda
temo a antonio machado y a emily dickinson
mientras huyo de la poesía

-yo solo soy palabras
y vaya forma de vivir la vida…

-locura en llamas
pavoroso incendio, eres
el ardor de todo, todo lo mío

-según una última encuesta
ella misma se construyó un mar, para huir
en sueños de salitre y arena

-las fábulas de su risa, dibujos arrancados de unas ramas
son todavía, la mejor calcomanía que guardo
estampada en mis recuerdos

-por la noches
me llegan inmensas aquellas noches
solas, muy solas y con aromas de otras noches
tan hermosamente solas

-738 riadas y rielas-