mágico embeleso


“AHORA, que emprendo nuevamente la marcha,
vuelvo el rostro hacia el lugar donde solía morar
y veo al gato iluminando la ventana.
Cierra los ojos.
Comprendo que se ha ido”
Roxana Elvridge-Thomas.

_______

la música
nos traerá siempre
ese mágico embeleso
con que la antropología convierte al pez
en el ala del cometa

llueve
sobre el bosque de escamas fluorescentes

la noche dibuja sus mitades de orificios negros
y la flor que tiembla, añora ser el último retorno
de algún pez

para que nos quede otra cosa
que no sea solo mar y espuma, que llueva y llueva
sobre este incendio que repara todo rasguño
inútil

y colgado del séptimo cielo -que sobreviva-
con todas sus banderas desplegadas
ese pez que ahora fuma

-riela 599-

Anuncios

el catorce de neruda


“A nadie te pareces desde que yo te amo.
Déjame tenderte entre guirnaldas amarillas.
Quién escribe tu nombre con letras de humo entre las estrellas del sur?
Ah déjame recordarte cómo eras entonces, cuando aún no existías”
Pablo Neruda.

_______

catorce veces el catorce de neruda
ese en que tu resides con cotidianidad casi perfecta

marinera
es que tú estás hecha de sombras a mi medida

vives en la madera invicta de mis inventarios del moldava
y trazada en mi vida, como desde antiguas carrocerías egipcias

aunque esté lejos de tus ojos, de tu tiempo, mi voz te alcanza
como rielas escarbando en distantes barcos a la deriva

y es que hoy ando recolectando tardes tuyas como a caros fragmentos
con el mismo ímpetu concurrente que tienen los ecos

-598 riada-

llamarte tumulto


“ESTE es un viaje
sin más brújula que el viento
ni más compañía
que este miedo y esta noche”
Ana María Navales.

_______

llamarte tumulto

como a la luz que se emite
desde las espesuras de las esferas

te me haces verso infinito
a medida que más y más te alejas

me sobran palabras
que suenan como las hojas secas

y me falta un mar
que golpee y anochezca
la blancura en que me dejas

-597 riada-

siemp…


“Mejor levantarse a tiempo,
antes que los poemas
y la vieja música de la infancia”
Vilma Vargas.

_______

siempre las ventanas visten desnudas
ante la mirada nocturna del pez inmóvil

un camino se revela
solo en su inmensa quietud animada

una palabra es simplemente
la silueta de la voz que la pronuncia

entre los arabescos cuarto menguantes
redunda la filigrana

la ternura se cierra en círculos
antes de ser  fotografiada

la mirada que nada busca
entre las arcadas ciegas

mañana de nuevo, el sol se colgará de las medias rojas
de dioses de egeo sobre fenway park

-riela 596-

la orquesta del titanic


“EL frío
no es el reverso del calor,
es su fruto más preciado,
comodín con el que saborea
su juramento en las pieles”
Clara Schoenborn.

_______

anduve cosechando palabras surgentes entre sílabas ajadas
aislando surcos de versos y dilatando asoleadas rimas
para aquel poema febril, tantas veces postergado

tramité un exilio casi mágico en las alas de unos pájaros
vi lunas mordidas por bocas que simulaban ser lluvia
estuve en ciudades altas y curvas de calles esbeltas
con muchachas que andaban con faldas redondas

recorrí instantes de tramos muy largos, entre un café y otros labios
demoré los incendios de la carne y solo obtuve emboscada de nombres
y al final me quedé solo, con la orquesta del titanic,
que no diferencia un twist de un tango

-riela 595-

el mapa de tus desvaríos


“CUANDO tú me enseñas que dos y dos son algo,
yo aprendo y los cuadro”
Salvador Pliego.

_______

pregúntale a las piedras
si acaso la poesía, no es la calma después de la tormenta

luego, pregúntale a tus piernas
quién si no yo, conoce el mapa de tus desvaríos

pa’ festejar tus ojos en los míos
me basta esta magia humeante de miradas simples

-es que en lo plano de mis gavetas
yacen tendidos los mil añicos de tu olvido– bromeas, sonríes y dices

y de tu boca pequeña
de pronto, vuelan palabras hasta lo infinitamente imposible

-594 riada-

esquirlas luminosas


“DIME,
dónde estaciono la distancia de tus manos,
la ola, tornaviaje de otro libro sin brújulas”
Anna Francisca Rodas Iglesias.

_______

lo que se calla no es silencio
ni la palabra es lo opuesto

a solas…
no siempre es ausencia o es una derrota

el secreto, a veces
es la usurpación revelada contemplativamente

la pérfida ironía
de la noche vaciando sus cántaros de luz, lejana, tardía

-¿y qué somos, amor mío
a la deriva entre tanta sombra?

-¿acaso,
esquirlas luminosas?

-593 riada-