riela 515


“Y yo estaba abajo leyendo la parte de Cumbres Borrascosas
donde Heathcliff se aferra a la celosía durante la tormenta sollozando
¡Entra! ¡Entra! al fantasma del tesoro de su corazón”
Anne Carson.

 

 

_______

levantadas -como la falda de la noche-
se sueltan sus formas subrayadas
desde las elásticas claridades
donde la hiedra baña de ardor
al labio roto

y ella dice que me ama
con su propio desenfreno,
desde la latitud de sus afanes
hasta llegar convergente al salitre de una playa
donde el deseo escarba entre cadáveres de mariposas blancas

mientras,
amontonamos versos negros bajo la luna descafeinada

-riela 515-

Anuncios

514 riada


“NO conocían el mar
y se les antojó más triste
que en la tele,
pájaros de Portugal

sin dirección ni alpiste
ni papeles

él le dijo vámonos
Dónde le respondió
Llorando ella

lejos del altar mayor
en el velero pobretón
de una botella”
Joaquín Sabina.

_______

con tu copete de colores
torrencial, como el abismo de un mediodía
y con el marfil de tu sonrisa tallada sobre todos los afiches

llegas
con esa culpa casi impalpable
de la llovizna que espesa hasta convertirse en lluvia

desarmas y luego juntas tus pedacitos de palabras
y en las ramas de tus manos
tiemblan dos cafés

al fondo siempre sabina… esta vez: pájaros de portugal
y tú eres ese pájaro ya hecho un tilde, que regresa

el viento apenas
ese pincel que usas pa’ dibujarte

-514 riada-

riela 513


“ESPERO al poema atisbando su llegada
en el ápice mismo donde cruje
y levanta las alas”
Armando Rojas Guardia.

_______

como quien persigue unos granos de polvo
que al final, es lo que nos asedia

vamos como cicatrices
simulando ser jinetes redondos
sobre las formas planas del tiempo

y cuando ya ni siquiera ese breve colapso
nos sirva

otros proclamarán la eternidad de la poesía

solo el destiempo, será lo que la mano empuñe

esas coincidencias de glaciares eternos, al instante

evento único y accidental en que la palabra se eleva
desde la boca de un extraño ser que merodea
la vida, con sus ojos descalzos

…todo poeta

-riela 513-

riela 512


“HAY silencio en la casa
Afuera el viento se deshace/ entre las hojas
El frío de agosto/ toca/ raspa
Todavía quedan/ algunos matojos/ de narcisos amarillos/ en el patio
Escucho tu voz diciendo/ como todos los años:/ Hay que pasar agosto…
-Agosto/ agostado/ angostura/ angustia
palabras reunidas que asolaron tu alma-“
Nélida Cañas.

_______

-¿dónde quedó aquel abismo de casi amarnos?
no sé…

se mueve un poco la luna para abotonar estrellas distantes
en el vuelo oscuro y didáctico de la noche-nombre
de sus formas de agua-mujer

ella es la que inventa las fechas de los calendarios
y me ama-inunda desde la remota vigilia
de un silencio que apaga y enciende
a la poesía

crepita la agonía de unos labios
en la espera del verso-poema suspendido
mientras la mirada vuela como un dardo furtivo

finalmente
son sus manos de luz las que emergen
desde las formas ondulantes de la orfandad

como rascacielos que desembarcan
con la claridad alucinante de un amanecer

-riela 512-

riela 511


“SOY absorbida por intensiones de luz
por la vida como un gesto izado
rojo vivo el poema”
Denise Desautels.

_______

a la sombra como los frutos secos
divulgarán sus ojos, unas lágrimas vestidas de nostalgia

y recordar es como deshojar la distancia
del júbilo desorientado que acaricia

de par en par, su mirada cobija
sueños entre las hojas que sobrevuelan
a las siemprevivas

y se queda maria
como quien extraña su inocencia
en la densidad menos púbica de una ventana

-riela 511-

510 riada


“ME lloraré yo misma para llorarlos todos.
La noche bebe el llanto como un pañuelo negro”
Delmira Agustini.

_______

ampárame en esos surcos de ojos
que los días son pájaros indecisos y vientos indescifrables
que bosquejan la heredad del cielo

crece y sube la estampida de colores en piruetas vaporosas

ampárame entre las celosías
entre las finas y sigilosas redes de tus manos
que yo resbalo luego, entre los destellos rojos de tus arrebatos

‘tonces llega tu anticipada melodía, en hermosos saltos

-510 riada-

509 riada


“NO escribiré nada más.
La continuación de la noche
es intocable”
Ewa Lipska.

_______

hay silencios musa, como todos las anteriores
a los que ocupa la palabra

hay amores tan disímiles musa
como tu cuerpo y el mar, ambos sal y mis únicas orillas

pa’ destrezas la de la lluvia
que permanece y te puebla de sucesos azules
a pesar de la noche

pa’ discernir tanta locura en un segundo
baila conmigo musa, la cesura del rock que cimbra tu figura
y así recortar el recorrido, entre un suspiro y tu boca

pa’ amarrar las puntas de la tarde, dame tu alambre musa
ese que tienes, exento de recorrido entre los alabastros mágicos
que van desde mis manos hasta los botones de tu blusa

-509 riada-