Archivo de la etiqueta: alemania

riela 244


“ESTAS paredes ya no existen
y aún ocupan un lugar.
Cruzamos puertas, soportes, soleras,
y aún los olores desaparecidos
están allí con los derrumbes de este tiempo”
Rafael José Álvarez.

_______

sobre el litoral de la primera página
del libro sin autor, sin figuras
ni palabras

se asoma el croquis del viaje final

itinerario desolado
el del amor colgado de una hoja
desde los tiempos de la erosión del agua

-riela 244-

riela 118


“ES que somos tan inquietos. Sin embargo, concluido el viaje
sentimos que en nosotros -ya no rehenes
de la esperanza- había nacido otro temple”
Rafael Cadenas.

_______

me ofrece pasaporte y la taquicardia sin ropa de unos atardeceres
pero es en su boca donde todo martes se me hace jueves

quiere venderme un nuevo calendario
y me da crédito para otra bandera, pero es en su cuello
donde dos lunares; suman y suman tormentas

me regala versos, nombres de plazas, osadías,
mangos y arena blanca; pero es en la palidez de sus piernas
donde yo me quiero; luna corpórea, flaca

-riela 118-

103 riada


“AHORA resulta que, sin estrellas
ni embarcadero a la vista,
sólo nos queda respirar con paciencia”
Luis Enrique Belmonte.

_______

luz pequeñita y salvaje
hoy tú haces que mi soledad sangre

y aunque nunca dejes de girar en el viento

por favor, llévame siempre en alza
en el área de tus relámpagos

-103 riada-

98 riada


“SI mi voz fiera símbolo del Verbo, yo te cielo, amor,
en parte diario,
porque vos cuentagotas de noche con piso a ras del suelo,
acequiante las aguas, me enlagás la soberbia del destino”
Lucía Folino.

_______

una brújula encantada me señala a tus ojos claros
sobre el atlas que sostiene estos versos
al alba

ahora búscame en tus mapas, en la música que por allí derrama
que yo ando que naufrago en tus pupilas pero al vaivén
de tu mirada

-98 riada-

riela 87


“YO me miro mirar
y mi adentro es mi afuera en esta cárcel
en la que siempre estoy detrás de mí”
Piedad Bonnett.

_______

las bandadas de tardes de abril
transcurren más lentas

la vida pesa como la letra
de una canción casi olvidada

y entre tardes de sol o de lluvia
vamos heredando del sosiego, las edades

-riela 87-