puertos lacustres


“Y te amo
con el olor que tiene mi cuerpo de tu cuerpo,
en la feliz canción
que vuelve y vuelve y vuelve a mi tristeza”
Piedad Bonnett.

_______

tú resides, en el centro de esta lluvia que no termina
otras veces, entre los cortos enlaces metálicos de una canción
esa, que desata tormentas desde los bordes más remotos de tu ausencia

y así navegas hasta la emancipación del eco
cuando te siento barco que dulcemente se hospeda
en uno de esos puertos lacustres que amurallan al alma mía…

-424 riada-

mientras la luna…


“MAR, en la hueca noche, siento
tu temblor anhelante
como el pecho de una amante
que no durmió un momento”
Paul-Jean Toulet.

_______

persigo girasoles que emergen de donde tú pisas
mientras la luna es apenas, un panfleto al que miras

fibrilas y luego tiemblas de tanto vagar
entre los defectos, de estos versos míos…

para sobrevivir -al final-
con el subsidio asimétrico de razones
que te da este corazón, de latidos tan desafinados

-420 riada-

bad temper


“COMO esos círculos de colores
que se confunden a la distancia con una línea recta,
tus viajes me hacían verte distinto de lo que eras en realidad”
Cecilia Romana.

_______

me inclino para leer tu simple traducción de:
“bad temper”, y luego sonrío

ay corazón, que late y late
sobre aquel, donde nacen las tormentas caribeñas

yo te miro amor mío, asomándote a  la tarde
y tú eres la que viene tarareando esos fieros poemas

entre la breña, donde habita la mancha más negra
y glucosa de mis abismos

 

-417 riada-

un espejo de remansos


“LOS que llegan en avión
se sorprenden
por lo que ha crecido
año tras año la ciudad:
el cordón industrial,
el cordón policial,
el cordón umbilical,
la alquimia del verso”
Fabián Casas.

_______

no me basta la poesía
ni esos íntimos arrebatos blancos de la luna
sobre los edificios de esta gran ciudad…

ni pasos, ni cuerdas, ni metros
para medir tanta distancia

tampoco tus ojos verdes
buscándome siempre a ciegas

ni que aplaudas la alegría, allí sentada
con tu sombrero de tierras y tu blusa de mares lejanos
asomadita en tu ventana de recuerdos y memorias

no me basta el fuego breve de una hoguera
ni ser tu amante, allí, donde deambulan las cenizas

quiero es verte llena de presagios, con tu alboroto de luces alegres
colgadas de un cielo, desde donde parta lenta la lluvia
a encontrarse conmigo, en un espejo de remansos

frágiles ahora reclaman un tiempo distante
mis ojos, llenos de nochería

 

-406 riada-

página en blanco


“–EL recuerdo de las cosas se vuelve recuerdo de recuerdos,
una serpiente que se muerde la cola furiosamente”
Tal Nitzán.

_______

que si algo nos queda
de este tonto andar de letras
además del largo camino sin vías alternas
-bendita sea la poesía

y si un día, estas ganas aéreas
se nos desgajan porque jamás se encuentran,
marca esas aceras por donde caminas con cayenas

que de esas finas costuras tan tuyas,
-yo haré poesía

y si al ocaso algo nos delata, marinera
que sea una página en blanco, pero con un mar a cuestas
metáforas en vez de brazos, para alcanzar y bajarte tanta estrella

-escrutinio de tus pies descalzos en los trapecios
de este mínimo planeta

-404 riada-

letanías


“EN la humedad me amas
y eres azul en tus pezones. Hablas
suavemente en mis labios y regresas
a tu prisión en la melancolía”
Antonio-Gamoneda.

_______

para traducir los gestos que delatan la finitud de tu rostro,
yo me estrello contra ese oleaje de elocuencias que se enhebran
en tus resquicios verdes de ojos

en este idioma de mar;
tú eres la brava marea que propulsa los misterios

en ti terminan las hojarascas
de ti fluyen los barcos que escribo
y bajo la tierna tutela de una mirada tuya, yo me detengo

letanías
o simple desplome de tus convocatorias al estruendo marítimo
-yo no sé-

tú eres la mítica coincidencia en todas mis incertidumbres
la brizna que empuja las marionetas al borde blando del olvido

la trampa, el cerco, el dulce aliento
el quiebre total donde se fabrican los sueños míos…

-400 riada-

dos fósforos al viento


“ES propio de hombres de cabezas medianas embestir
contra todo aquello que no les cabe en la cabeza”
Antonio Machado.

_______

entre las articulaciones de la noche
se asoman unas estrellas

y hay tanta leña seca
a la orilla del camino, susurrando estaciones

somos dos fósforos al viento
entre los curvos maderos de un beso

tú y yo, de repente
la música anda en llamas rompiendo sus paquetes

-392 riada-