Archivo de la etiqueta: Angeles Mora

riela 732


“UN fluido
espeso y escarlata
de pájaros cantores
emigra desde el otoño
de mis venas
hasta el trópico de tu piel”
Gloria Marecos Rodas.

_______

ayer…
como de un hilo -casi sin conocerla-
mi alma pendía de ella

y mi corazón suspiraba
por sus rodillas de luna blanca,
esas que atrapaban en un solo brinco a los tamarindos

pero,
entre hoy y mañana voy a escribirle un
sendero de versos sobre las alas de esos suspiros suyos,
esos que me llegan en paquetes grandes,
transparentes, salvajes

entre hoy y mañana, en pares
voy a soltar mis alergias, y sin testigos
sobre las fronteras naturales de sus laderas más blancas
otra vez, y otra

y si todavía, me queda un
pedazo de anhelo que no arda, mi caracola de pupilas verdes,
que me pierda yo, de nuevo, entre sus formas de
mapa y sus latitudes nítidas de silencios…

-riela 732-

riela 730


“HAY un hombre y un sueño
y una mujer leyendo en voz baja un poema
para que el hombre la contemple.
Mañana habrá despedida”
Marin Mălaicu-Hondrari.

_______

verso abajo
por esa línea espesa que
ella me viene m o s t r a n d o

sentado al
borde de un vaso escrito,
contemplo el aleteo del tiempo

me asomo al
abismo para contemplar ese
lugar donde conviven las palabras

…y veo es la ciudad de su cuerpo

mujer,
-¿es acaso este idioma, lo único que nos une?

mi mano desprovista sueña posarse de
nuevo sobre sus formas tan g e o g r a f i c a m e n t e

llenas,
altas,
curvas,
redondas,
húmedas,
apiladas,
escarbadas,
imaginadas,
polvorientas,
apretadas,
amontonadas,
perfumadas,
ardidas,
torcidas, huecas, menudas, etc

otro día de colección

-riela 730-

688 riada


“DEL puerto parte el barco en lo que dura un cigarro
en apagarse. Busca la noche faros
para que el horizonte vista de camino”
Alicia Salinas.

_______

tú eres la hoja de papel sedienta de palabras
de frases, de ríos de poesía y yo apenas…
el huésped invicto en la ventana
de tus insomnios

tú miras y miras
rielas hasta donde se deshacen nostálgicas de formas

cortas y recortas
riadas a tu medida con tus centímetros impares de lluvia

entonces yo te miro
con ojos fijos como se mira a la luna
cuando se desnuda de imposibles cotidianos

corto y recorto
los afanes de unas burbujas tontas
que andan furtivas en la timidez de las cosas que te escribo

-688 riada-

663 riada


“CÓMO calcular
la habitación de tu caricia,
reanudar la magia en los rincones.
Cómo regalarte lo único
y esculpir de palabras cada beso.
Cómo anunciar tu llegada a mi cuerpo
alborotando la noche
de canicas celestes”
Aida Acosta Alfonso.

_______

-¿cómo tejes hilos bajo la lluvia?

-¿por qué cuentas como abejas invernales
a las palabras que huyen de mi boca?

-¿qué verso no te asombra
en ese andén de palabras que asumes tuyas
de las que ahora te sobran de mí,
como enjambres taciturnos?

-¿cuántas veces fuimos pestañas de esas que acechan
en aquel mágico pedestal de las volteretas,
cuando tus labios y los míos hicieron fiestas
o deshicieron fronteras de aquel país inexistente
qué nos escurría?

ahora ven…
diminuta o grande, no importa

sin promesas

conviértete en refugio, en municipio o en capullo
o lo que seas…

reestrena aquí y ahora
conmigo todas tus tormentas

-663 riada-

riela 646


“ENTONCES el silencio no se entendió…”
Andreas Altmann.

_______

luna manchada de aries

aquí se precipitan como moretones de lluvia
o quizás, como la pólvora sin blusa
fríamente, las eternidades

hay silencios que detienen a unos amantes
y hay viejos amantes trepando sombras nuevas

indómita tristeza produce mirar el lápiz roto
y mirar sangrar al poema, ante el oído insomne de una estrella

de fogatas imposibles, yo le construí lunas
y un día la vestí de marzo para mirarla con ojos distantes

desarmé luciérnagas, latido por latido, para armar el nombre de ella
y canté canciones de sabina bajo lluvias sobornables
tanto, que todas las noches se me hicieron una

mi pañuelo de cien dólares
mi blando perfume
ella, ella

-riela 646-