labios que rielan


“VIENTOS justos y mares venideros”
JAG

_______

el mar… -¿cuántas veces el mar
será esa tonta parafernalia con que los poetas
arman y desarman sus antojos?

-¿y éste sostener de recuerdos con finos alfileres
aferrados a las ventanas de los insomnios
como si aguardasen amaneceres?

las palabras son como los viajes
esas inéditas travesías que revelan eternidades
entre los colores del cosmos y el vasto silencio de una flor

y todo comienza cuando más allá de toda calma posible
nos sobran sombras huérfanas y alucinantes
como labios estériles que rielan

-riela 382-

pinch hitter


 “LINDA boca por donde leve,
Su blancura muestra el marfil
Pie que encanta por ser tan breve
¡Ay que niñas tan dulces, las de este país!”
Guillermo Gómez – Rivera.

_______

quiero aprender a amontonar tus sentidos
y hacer piruetas con la trementina de tu nombre

encender fogatas en tus pupilas verdes y caer en tus abismos
quiero que se escuche tu aliento trepando mis noches

quiero es ser la hoja en cada una de tus ramas
decorar tu nostalgia con las profecías de una furia de besos

y ya nunca más, ser el “pinch hitter” en el roster de los pentagramas
musicales de las horas que vivo, para así pintarte siempre con versos

-351 riada-

soplos de un instante


“MÍRAME
mírame en la luz de un universo sin mundos
en la luz de esa aurora feroz
mírame con tus dientes
y a través de la espuma
de océanos interminables que nos acechan”
Aldo Pellegrini.

_______

guardemos la maleta de este jueves
y que sea un fósforo festivo en nuestra agenda

que cada veintiocho de noviembre
su recuerdo nos sorprenda

pensemos en tus pies en mis zapatos
y que ya pronto a regresar escriban tu mar de manos
un e-mail para mí, con el secreto pequeñito de tu rastro

regrésame el beso estampado en la boca de aquel marzo
durante la tormenta de despedida para el viaje

que el amor es simplemente
el vuelo en soplos de un instante

-286 riada-

no sé decirte…


“…Y no creerías nunca
que de noche los árboles
caminan o se convierten en sueños.”
Alda Merini.

_______

no sé decirte si este año habrá primavera
no sé siquiera

qué hacer con tanto enero en las manos
te parecerá extraño

pero tanto ir y venir a mi astillero de versos
y nada es nuevo

pero te asomas tú, con tu parafernalia de mar
y me haces pensar

en el lápiz, el trazo, las sílabas y en el error
de febrero en flor

y en la aventura de marzo, andando en tus pies descalzos
comiendo mangos

frente al mar, con tus ojos bañados de abril, marinera
y apuesto a que sí, habrá primavera

-101 riada-

dibujemos equinoccios


“YO me quedo mirándote: sólo eres
un gran viento que corre, quema y canta
amor en todo árbol
y en todos los rincones de mi alma”
Esther de Cáceres.

_______

pintemos ojos verdes
en la cara del cielo y brindemos
luego, por el milagro de este jueves

revisemos los bolsillos de este abril
y contemos despacito las pestañas que le quedan,
que no es solo la tos y su ronquido, lo que siempre nos desvela

amor mío, ven conmigo,
apretemos este deseo por la cintura
y como locos, dibujemos equinoccios en la sonrisa de esa luna

-95 riada-

la otra estirpe


“A qué vienes a mí, si el amor es ausencia”
Pedro Gandía.

_______

olvídalo,
hoy quiero llegar al límite,
ser de otra índole,
de la otra estirpe,
de aquella que de alguna forma, sobrevive
sin la nomenclatura de tu magnifica densidad

ya no importa,
pasa es que hoy la lluvia
me dibuja con sus formas íntimas y abismales,
lo simétrico entre el átomo y la lágrima,
lo ambiguo y hasta las casi pornográficas formas
de no extrañarte

-88 riada-

treinta y siete segundos de silencio


“LO que no digo me persigue
se instala en el día,
lo corroe.”
Rafael Cadenas.

_______

llenando con palabras las gavetas de la noche
mientras dejo a remojar estos versos sobre la bandeja imprecisa
donde yacen sueltos unos granos de luz

pero nada se mueve sobre la tumba abandonada
de preguntas, de recuerdos,
de esbeltas dudas

si solo se escuchara ese mínimo latir
de las brasas de su voz…

-riela 35-