¿habrá algún remedio…


“TUS proporciones se mantienen firmes
y sobresalen,
como una manera de decir
que aún la belleza de las formas
merece las caricias del amante”
Néstor Mendoza.

_______

¿habrá algún remedio para esta torpe alegría
que por aquí transita, sin las formalidades
con que se curvan dulcemente los caminos?

¿alguien sabrá el secreto, en la rutina donde la fantasía
finalmente se extravía en la transacción magnética
que impone círculos virtuales al vuelo
de las golondrinas?

tú, solo puéblame de instantes…
vísteme de labios para la inauguración del sueño
aquel que sobrevive al cuarzo, desde la tersura de todos
tus contrastes…

-437 riada-

fragmentada


“ME pregunto si las estrellas se iluminan
con el fin de que algún día,
cada uno pueda encontrar la suya”
Antoine de Saint-Exupéry.

_______

olvidé imaginarte:

enhebrando estrellas
destejiendo noches

fragmentada

palpitando como la lluvia
entre las costuras cognitivas del recuerdo

semántica generativa

conmovida

esperando de pie frente a un mar
con tu eternidad foránea

tendida
sobre la cavidad aérea de mis manos

-391 riada-

la del viaje sin maletas


“INMARCESIBLES lunas extrañas.
Lunas acaneladas. Manchadas Lunas
entre las arboledas hurañas
y diluidas por las tácitas copas brunas”.
Salustio González Rincones.

_______

tú eres
la que se me hace un mar en los ojos
y la que me abraza con la fuerza de las mareas

la del corto viaje sin maletas
la de la película desganadora de algún oscar
por la desmayor actuación anudada a las butacas

la que me espera en las entradas
mientras juega con las sombras de los transeúntes

yo, aquel que guarda en los pozos de las pupilas
las fotografías de los veranos, sobre tus piernas flacas

el de los besos que quedaron atrapados
en las paredes y en las puertas de los baños,
en esas entradas desamparadas de los cinemas

-304 riada-

a punta de palabras


“ESCUCHO el viento,
su nombre que viene desde la ruta del desierto cuando las caravanas
de menhires deslizaban sus almas blanquísimas y ya estabas, estábamos ahí.
Cuando todavía no teníamos designio de los ángeles ni rostro humano”
Norma Etcheverry.

_______

a punta de palabras,
tú naciste de nuevo en otro mayo
cuando venías de regreso en versos y nadie te esperaba

inmóvil, a pesar de las tempestades
como la niña que perdió todos sus creyones,
aprendiste que huir bajo la lluvia, es como quedarse

-¿y quién sabe, cuántas dudas son necesarias
para llegar a tener la edad, donde los sueños vienen con cerrojos
y contenedores metálicos para las lágrimas?

-256 riada-

la alegría perfecta


“UN arquero
Para llegar a darle a un blanco
Sopesa la dirección del viento, la humedad local y el peso de su flecha
Tensa su arco, se direcciona hacia el objetivo, apunta, contiene la respiración y suelta su saeta”
Eduardo Buenaventura Díaz

_______

tensa ella, como un arco y su flecha
me gusta mirarla desnuda

lanzada como una piedra,
una simple ofrenda a la luna

así anda mi corazón gritando fechas
y palabritas de amor, que ya nadie escucha

escuchen cómo golpea cuando la nombran,
son locos números y tontas letras
que sin razón alguna,
son mi fortuna

desde que se convirtió en aroma,
la luz y el ruido, de mi alegría perfecta

-riela 171-

por la música country pop


“ELLA sería
de nuevo
simplemente maria:
uno de mis caramelos,
una palabra sin frenos
directo a un precipicio,
un atajo en el desierto
para uso exclusivo
de exquisitos camellos,
una hoja muy alta
y flaca
carente de punta,
total desmesura
bajo la luna plana,
otro dolor en el pecho,
un descolorido escalpelo…”
Ángel Valles C.

______

si no fuese por este temor calamitoso
de quedar cautivado, yo viviría en algún suburbio de su pezón
o en ese apartamento, perfectamente amoblado de su labio inferior
como un ilegal perdido, indeleble y desorientado
o quizás, solo me quedaría en la talla de su ropa interior
como un item altamente sofisticado

si no fuese por mi mano soñando escarbar en la risa de su púbica inquietud
si no fuese por sus fotografías sobre los estantes vacíos de mi cuarto
y por los ganchos de mi ropa, regados sin remedio para el desvelo

si no fuese por la música country pop de carrie underwood,
por los fósforos sangrantes en la mesa junto al papel y lápiz del vuelo
o por el peligro de dormir un día con su húmeda oquedad,
por su fluorescente caricia plana, como un mapa de oklahoma
y por los duraznos en su pecho de nimbo primordial

si no fuese por la ardiente lentitud ausente de su boca…

-riela 130-

gitana


“AMO los viajes nocturnos
los momentos de aproximación a las ciudades”
Alberto José Pérez.

_______

palabras musa y alargas la magia
te callas, e intuyes cómo desmontar las tormentas

-¿qué miras plomiza, al desvanecer las horas mśs densas
con la calavera de tu sombra sobre las cornisas?

-¿y qué buscas gitana, en el anden
de las solitarias ganas del ocre?

-119 riada-