729 riada


“LA poesía,
mientras más pública
es más íntima,
multiplica la complicidad
de otras intimidades”
Silvia Elena Regalado.

_______

hoy
de nuevo aquí
guaricha mía, comienza la vida…

y otra de tus pestañas -en un descuido-
navega hasta un borde de la taza
de mi café con leche

-¿cómo no amarte aprendiz de hechicera?

tu voz marcando dulces pautas
tu desgano largo y alegre en las mañanas,
convertida en todo circuito que recién comienza

yo solo soy palabras

tú eres el golpe que me guía, que me cruje
y de algún modo, las cosas que siento y escribo
solo las llenas tú

poema mío ya torcido por soles de agua,
mi radar mas tonto y ciego para encontrar palabras

en fin, eres el zarpazo que un dios enloquecido,
un día luminoso dejó en la mitad de mi alma

me encanta despertar llamándote,
decir tu nombre despacito, dejar mi voz
sembrada junto a tu oído como guardián de tus greñas

sentir tu aliento, escuchar tus sonidos matinales
como si fuesen oraciones perfectas

me bastas tú, mi huracán distraído, mi volcán menudo
mirarte para entender que estoy vivo…

-729 riada-

Anuncios

674 riada


“DE ti solo sé la historia de los peces

Unos huyen al verte
otros
sabrá Dios por qué los hizo”
Dorelia Barahona Riera.

_______

tú declaras la lluvia
cuando caminas a mi lado, de mi mano
emergiendo de tu alegría y enamorada

miras sobre mi enramada de versos
con deseos de capturar la espesura
de un instante volátil

y te conviertes en la dulce resonancia
de los enjambres del agua

y una vez y otra y otra y otra…
sonriendo me llueves, descalza

-674 riada-

642 riada


“COMO la primera gota que da sentido a una tormenta
o el colibrí que hace posible el néctar del tiempo,
soy la escama necesaria de un pez que gravita en círculos de hielo”
Ernestina Elorriaga.

_______

hay formas sutiles
que se elevan como hebras furtivas

un fulgor que trasciende
y aturde a las más tranquilas esquirlas

son esas ráfagas esquivas
que ebullen, tropezando netas imprecisiones mías

un súbito temblor
que delata distancias inmerecidas

ese algo de ti, frasquitera
mi diminuta hoguera, donde sobrevuelan
unos pájaros, como signos zodiacales alados de horas ingrávidas

-642 riada-

riela 617


“AHORA duelen sus poemas en mi cuerpo‚
algo de mí que en él se reconoce hasta quebrar la imagen
de todo lo que fui”
Chantal Maillard.

_______

la palabra se va y regresa vacía,
herida y yerta sobre la vértebra metálica de la poesía,
sus pisadas se pierden entre sombras, donde la noche dobla las esquinas

es este afán de huir curiosamente hasta la metástasis del alba,
este salpicar tan temprano de la luz-risa-llanto sobre la ropa ya mojada

tanto merodear trayectorias de pájaros que huyen,
tanta huida ciega y aséptica hasta la cicatriz del hondo poema,
tanto poema sin su cafeína, mi frágil amor de labios que fingen ser bisuterías

 

-riela 617-

riela 519


“POESÍA: La palabra esencial en el tiempo”
Antonio Machado.

_______

del insomnio a la palabra
ella es quien traduce el vuelo de los pájaros

sin más preámbulos, ella sonríe
y adelanta en tres vueltas
al planeta

a punto de convertirse en jueves
ella felizmente, transmuta y se mueve
en una sola mirada hasta mi pecera

lanza su estatura vespertina
y despierta la cordura de los lápices
sobre la piel del poema

peligrosamente
ella llega silbando mi nombre
y todo estalla, en mil canciones pequeñas

-riela 519-

417 riada


“COMO esos círculos de colores
que se confunden a la distancia con una línea recta,
tus viajes me hacían verte distinto de lo que eras en realidad”
Cecilia Romana.

_______

me inclino para leer tu traducción de:
“bad temper”, y luego sonrío

ay corazón, que late y late
sobre aquel, donde nacen las tormentas caribeñas

yo te miro amor mío, asomándote por las rendijas de  la tarde
y tú eres la que viene tarareando esos fieros poemas

entre la breña, donde habita la mancha más negra
y glucosa de mis abismos

-417 riada-