Archivo de la etiqueta: Beatriz Hernanz

708 riada


“¿A dónde van los sueños que se olvidan?
Cuando dejan de llenarnos de ilusiones
y se alejan lentamente como una estrella ambulante”
Francisco León Cuervo.

_______

este amor que tú me das me llega de costado
atraca de lado, como los barcos

yo,
que huelo a mar abierto y siempre anduve contento
sin amarras, me llegas tú y te posas suave

mariposa
envuélveme en tu llama y quema ya mis franjas grises

conviértete en este ardor que me persigue
y ahora clávame el puñal, justo allí…

en mitad de tu vuelo al sol

-708 riada-

603 riada


“LA mirada se acuesta como un perro,
sin el tierno recurso de mover la cola”
Ida Vitale.

_______

el tiempo -a veces- nos da sus tontas cifras
de intermediario

el impacto sonoro de dos cuerpos que se aman
es sordo

puedes apostar que si algo cruje bajo la lluvia
eres tú

hoy la vida baila sola aquel viejo vals
como si inaugurara recuerdos

si algo se nos extravía, que no sea mi curriculum obsceno
ni tu secreta quemadura

respiremos la inmoralidad que ondula en las siemprevivas
y dejemos caer mi corazón

ven, tomemos un café
y rompamos las vitrinas nuevas de la noche

-603 riada-

riela 577


“ERA
un
pájaro
cansado
y

estabas
casualmente
allí
de
pie
con
un
cuchillo

y una bolsa, vacía de alas”
Matilde Södergram.

_______

una tarde
la miré caminar entre escombros de lápices
tan efímeros de eternidades…

y entonces la hice poema delirante

juntos, como dos criminales triunfantes
estropeamos y escondimos la última edición
la más pequeña y huérfana de nuestro vuelo sin retorno

en plena huida
nos atraparon, indocumentados en la franja fronteriza
de una promesa que nunca hicimos

-riela 577-

riela 521


“LOS pájaros cantan tras la tormenta -¿por qué no va poder la gente deleitarse con la poca luz que les quede?”
Rose Kennedy.

_______

miradas que perfuman apuntando siempre al alba
es ella, devorándose los párpados

escurren en silencio
duras ganas en nuestras blandas manos
es la metamorfosis de la nada, diferente a uno mismo

aquí y con ella, yo aprendo del barro
harapientas luminarias al viento fuimos, aún somos
hasta alcanzarnos como dos granos de arena

-¿cuánto hace que el cuervo de frost
se posó sobre la última rama?

-le pregunto y ella sonríe…

-tú y yo, somos una escaramuza sin fecha escrita,
dos armas peligrosas, extraviadas sin tags de ruidos -me dice

y ahora no me preguntes por qué ni cómo así -sentencia
seriamente ella- entre largos sorbos de su café

-riela 521-

453 riada


“SOMOS solo nosotros
los mismos
los de toda la vida”
María Mercedes Vendramini.

_______

-¿recuerdas cuando era el viento quien maniobraba
entre los botones de tu blusa, y palabreaban las palmeras
sobre el canto apresurado de unas olas que mecían las miradas?

ya te amaba marinera
desde aquel horizonte marítimo donde vivía,
de esa forma distante, en que las pupilas aman a los amaneceres

y tu cuerpo de ola subía al sueño para vestir de siemprevivas
las ganas infinitas que vestían mis temores
entre la misteriosa espesura
extranjera de mis manos

-453 riada-

riela 402


“SOY una chispa
en la tierra
un desahogo fugaz
del corazón que nos piensa”
Claribel Alegría.

_______

hay amores viajeros
que tienen nombres de países, de regiones lejanas
lugares donde la hojarasca tropieza y cae al riachuelo
siempre otoñal

otros, que tocan inviernos
sobrevolando mechones de zonas metropolitanas
y como la levadura zodiacal de las estelas, se posan breves
sin preguntar

amores eternos
esos que tienen nombres de tormentas, de plazas
de religiones, de elevados oráculos, de marcas de café
de pequeña ciudad

esos aromas que en los desvelos
quedan tendidos y secos en la viscosidad del alma
como procurando el más dulce vuelo furtivo
de un quizás…

-riela 402-

390 riada


“HE renunciado a ti. No era posible.
Fueron vapores de la fantasía;
son ficciones que a veces dan a lo inaccesible
una proximidad de lejanía”
Andrés Eloy Blanco.

_______

este amor…

ya no es como los amores de antes
cuando la ilusión paseaba de la mano, sin nubarrones negros
de tu casa a mi casa, silbando canciones eternas que ya no recuerdo

es dolor y a la vez un calmante
de todo lo vago, del ruido apagado en mi pensamiento
de tener que llevarte, como a un estandarte en contra del viento

me lleva del carbón al diamante
siguiendo las huellas de mis labios hasta tu veneno
así gires y grites, yo rompo y aprendo hasta quedar sin aliento

-390 riada-