sangrar en blanco y negro


“HAY quienes sólo utilizan las palabras para disfrazar sus pensamientos”
Voltaire.

_______

-finalmente abre la noche sus pétalos más íntimos

un poeta narra unos versos de amor
y son poemas de esos que suicidan a los amaneceres

sueña con amplias -non-toxic- lluvias sobre los humedales
ya convertidos en especie de alambres que mueven
las piernas de una mujer

sangra en blanco y negro mientras quema sus naves
en la tímida orilla de unos labios de esos
que enderezan las mareas

sonríe metáforas y sobre la brevedad de un suspiro
cosecha sus orfandades de versos hasta la sombra de ese árbol-mujer
que baila un twist al borde de un abismo

finalmente, subraya cien veces la palabra “amante”
que yace desnuda y plana sobre la borrachera de una hoja
mientras va olvidando las intermitencias
en las luces afiladas de la noche…

-riela 567-

Anuncios

incendios lejanos de voces


“YO quiero ser una palabra que viaja
lo que duran sus letras”
Giselle Caputo.

_______

-vicios sin zapatos
-estatuas mal escritas
-dolores carentes de un cielo
-calles que entorpecen olvidos
-metáforas en ofertas citadinas
-palabras en peligro de extinción
-voces con hambre renunciando a una moneda
-cigarrillos sentados, esperando un café en una plaza
-locuras casi efervescentes en busca de editoriales serias
-olvidos que ponen su música a la significancia de una herida

es la vida… asomada a sus ventanas protocolares
mirando sus parcelamientos de niña abandonada

y así andamos, amor mío
en contra de la luz que emana
desde la singularidad de cada nuevo día

y para no morir de intentos
tú y yo, nos aferramos a versos
de esos que nos regalan otros incendios lejanos de voces

-561 riada-

nada


“TODA la tarde estuvo mirándome desde no sé dónde
Toda la tarde
Y ahora que te veo caigo en cuenta
Venís a consolarme”
Ramón Palomares.

_______

hay ventiscas creadas por unos tunantes pájaros portátiles
y un resumen en cautiverio, entre gariteros ardores
tan ebrios de ocaso

es la música hecha grito plasmada al primer antojo
es el andariego errante que pasea sus envolturas de sueños
entre sombras insomnes, ya saturadas de polvo

furtivas, erráticas, temblorosas…
así de nada sirven las ganas, ni las formas, ni la sólida cordura

en nada ayuda esta incierta falta de penumbras
ni los presagios al vaivén de unos delirios complacientes

nada sostiene al cántaro vaciándose al borde del abismo
ya nada ampara el reproche del lápiz a la hoja medida y ya cortada

-riela 533-

enarbolé cayenas


“EL peso de la realidad
cae, como una catarata
y no sé cuánto tiempo más
aguantará mi espalda”
Judith Lázaro Moyano.

_______

yo anticipaba tus estornudos
como a los relámpagos, desde mis astillas

hasta tocar la metáfora, te besé
olvidando todo alfabeto de mis viejas nostalgias

enumeré lo perdido
y hasta bailé esas baladas
aún encriptadas en tu risa ruidosa

mordí los festejos
que huían del ardor de tu sexo
al ritmo del milagro que encendía a los amaneceres

asumí cada pétalo
y todos los añicos de tus aciagos temores
y enarbolé cayenas, huérfanas cayenas hasta tus ojos

te amé
en tu traje de instantes
como el insecto a la lámpara -pero eso ya lo sabías…-

-532 riada-

las rodillas escritas


“PIENSO que hay poemas más grandes y extraños que cualquiera que hayamos conocido.
Me gustaría encontrarlos
Peter Boyle.

_______

eran otros los de antes

los que despertaban las casualidades del tiempo
soplando entre la niebla a la luz ausente de la noche

los que rompían sus miradas en la premura de las golondrinas
y sobre las rodillas escritas del mar

los que bailaban al pie de un dios invicto
mientras eos entonaba cantos limítrofes a esta canción
de ahora

-riela 320-

su suave quemadura


“TU mirada es la infancia del color de la tierra.
El camino de azúcar que abre la primavera,
con una cuadrilla exacta de golondrinas ágiles
en la clara materia que alimenta los campos…”
César Dávila Andrade.

_______

su suave quemadura
se me hace lluvia en las manos
la miro, y me aferro a los ardores del pasado

mirarla es como volver a arrimar ese espejo
amarillento y polvoriento de los años

entonces me habla
y me doy cuenta que los sueños están hechos de palabras

su voz es todavía la que enreda los dedos largos del mar
a los arrecifes de mi pensamiento

ella es quien inaugura la temporada de las luciérnagas
ella, quien me cierra el alma hasta la transparencia
con la dulce serenidad del agua

-riela 300-

más allá del ruido


“ESTAS paredes ya no existen
y aún ocupan un lugar.
Cruzamos puertas, soportes, soleras,
y aún los olores desaparecidos
están allí con los derrumbes de este tiempo”
Rafael José Álvarez.

_______

más allá de la luz
mucho más allá del ruido
-cerca de nosotros-

sobre el litoral de la primera página
del libro sin autor, sin figuras
ni palabras

se asoma el croquis del viaje final

itinerario desolado
el del amor colgado de un labio
desde los tiempos de la erosión del agua

-riela 244-