riela 634


“NO lo sé.
Les digo que no le conocí
pero tampoco puedo asegurarlo
porque el otoño sella la memoria”
Jorge Ruiz Dueñas.

_______

hoy me dices:

mi ángel, escribe rielas…
hazme versos con el combustible de tus venas
que tus manos manipulen y reparen la brújula de todas las quimeras

y luego espera
el arrullo del secreto aquel, como de corriente alterna
desde una proa centellante, que al final, es lo que te gobierna…

mantén en alto tu ala de letras,
escribe y describe bajo la luna grande, junto a la llama pequeña
cierra los ojos, que la música enredada con la lluvia, son ahora tu frontera

-riela 634-

Anuncios

620 riada


“LA esperanza es la cosa con plumas
Que se posa en el alma,
Y canta la tonada sin palabras,
Y nunca jamás se detiene”
Emily Dickinson.

_______

hasta romper el formato digital de las ventanas
esta noche, yo te propongo versos de agua
de esos que desmayan ante tu mirada

luego nos vamos a entretener
como menos que gotas

como esos hilitos deteriorados
de tus levi’s entre fragmentos blancos de luna
y seremos como pequeñas letras bailando sobre los tejados

y que la danza de esas dos hojas, sea apenas el intersticio verbal
entre el momento de dos bocas y los colores que se nos fugan
tras los bastidores de la noche…

-620 riada-

603 riada


“LA mirada se acuesta como un perro,
sin el tierno recurso de mover la cola”
Ida Vitale.

_______

el tiempo -a veces- nos da sus tontas cifras
de intermediario

el impacto sonoro de dos cuerpos que se aman
es sordo

puedes apostar que si algo cruje bajo la lluvia
eres tú

hoy la vida baila sola aquel viejo vals
como si inaugurara recuerdos

si algo se nos extravía, que no sea mi curriculum obsceno
ni tu secreta quemadura

respiremos la inmoralidad que ondula en las siemprevivas
y dejemos caer mi corazón

ven, tomemos un café
y rompamos las vitrinas nuevas de la noche

-603 riada-

riela 533


“TODA la tarde estuvo mirándome desde no sé dónde
Toda la tarde
Y ahora que te veo caigo en cuenta
Venís a consolarme”
Ramón Palomares.

_______

son las ventiscas creadas por unos tunantes pájaros portátiles
y un resumen en cautiverio, entre gariteros ardores,
tan ebrios de ocaso

es la música hecha gritos, plasmada al primer antojo
es el andariego errante que pasea sus envolturas de sueños
entre sombras insomnes, ya saturadas de polvo

furtivas, erráticas, temblorosas…
así de nada sirven las ganas, ni las formas, ni la sólida cordura

en nada ayuda esta incierta falta de penumbras
ni los presagios al vaivén de unos delirios complacientes

nada sostiene al cántaro vaciándose al borde del abismo,
nada ampara el reproche del lápiz a la hoja medida y ya cortada

-riela 533-

524 riada


“EL tiempo es un ave de sueños en el dominio de los deseos
vuela como decir libertad franca
aunque la libertad sea estirar las cadenas
en un espacio ilimitado
como vivir para siempre
sin que Láquesis se dé cuenta:
un viaje en globo alrededor del mundo
y morir en el aire”
David Caleb Acevedo.

_______

nos hicimos lluvia en los jardines de vastos silencios
jugándonos el corazón en cada intento, pero dejamos un par de cabos sueltos
en las tropelías de los incendios sobre las suaves colinas púbicas


arriesgaste más que yo, en el peligroso trapecio sobre los mosaicos húmedos
hasta más allá de los rascacielos, de esta andanada de riadas y rielas
y no pudiste…

yo
llegué más allá de los estruendos, solo para contemplar la piel del eco
en la parafernalia de blancuras que tu cuerpo suavemente dejaba
en las sábanas que los sueños nos tejieron sobre el piso frío del tiempo
y no pude…

-524 riada-

riela 503


“HE salido a ser chimenea para que tú me habites,
Me meso en tus recuerdos para que estés, aunque no estés”
Natalia Montoya.

_______

como extraños
amantes retratados
sobre un espacio amarillo

son dos hermosos pasajeros
de instantes mecánicos
que están dormidos

con la luna llena sobre la cara
y después del aguacero
despiertan

microscópicamente el amor
emprende viaje
en la oscuridad indivisible

-“volveré mañana, al mediodía” -susurra ella
y apuesta latidos de su corazón
pierden los dos…

-riela 503-

469 riada


“HAY que encerrarse en la caligrafía
atribuirle al nombre un número,
soportar con paciencia la etiqueta
y no inventar el mundo cada tarde”
Verónica Pedemonte.

_______

la ilusión asoma perfecta
y cerrando brechas
entre la madeja eterna
de los sueños, como frágil duermevela

y en la sutil entrega
entre el silencio y una lágrima tersa
ya desecha, ella quiere morir pero no la dejan

se va mostrando renuente y secreta
inversa siempre, al viaje de las arterias

-469 riada-