a veces, ella


“EL amor en mí no se toca
se escribe”
Damsi Figueroa.

_______

para mirar sus fotografías
me visto de estropicios

apago las estrellas
que ya encuentro apagadas

imagino la textura de su ropa mojada
sobre la total indiferencia de:

-un diván menos cómodo para la ternura
-otro lunes en la agencia NCIS
-un desasosiego menos torpe, quizás
-un concierto breve de riadas
-cien veces la riela 522 para olvidarla de memoria
-mi libreta de verbos subjuntivos
-yo, en última persona
-a veces, ella

 

-riela 589-

Anuncios

la pérfida lluvia


“A mediodía
el corazón blanco del mundo
para
y no sabe hacia dónde girar”
Julius Keleras.

_______

ah la pérfida lluvia, al viento trémulo
hasta tocar la brava curvatura que fabrica a las elipses

aquí nada se parece a ella: inversa, llovida, ilimitada
nada es como este amor: relámpago y astillas,
puerto y vocablo yerto

ah corazón que late como mango maduro recién mordido
por el inmenso grito de la esperanza

nada es como la ternura de sus ojos
a las palabras humedecidas

nada es como el descuido y la bruma
para emboscar al sueño de un beso suyo

ah hermosura la de su voz cóncava
como lejana vela henchida

nada es como esta distancia: infraganti, larga, extraña

nada se parece a estos versos:
locos por llegar a la última hoguera
con todos sus banderines, ya desplegados…

-riela 458-

la música…


“ES como cuando una película acaba,
los nombres pasan desapercibidos,
la música de cierre termina extraviándose
en el sonido de los asientos
que se tornan vacíos”
Mario Morquencho León.

_______

la música se me hace agua redonda
bajo la vértebra húmeda de un beso suyo

el temblor distante de una estrella pequeñita
es el ala del ángel donde un dios escribió su nombre

y que después se hizo poema, sobre las limaduras
de los naufragios que perfuman la noche

-riela 438-

carly simon en martha’s vineyard


“MI cicatriz es hermosa. Se parece a una flecha”
Carly Simon.

_______

el recuerdo del mar es como la maría de magdala
evadiendo escombros que manchan su orilla
y donde apenas, reconoce un aroma

marinera, esta noche te hablaré de la música
de carly simon en martha’s vineyard

luego, de algunas otras esquirlas luminosas

 

-379 riada-

su ropa interior


“POR el bulevar de los sueños rotos
Moja una lagrima antiguas fotos
Y una canción se burla del miedo
Las amarguras no son amargas
Cuando las canta Chavela Vargas
Y las escribe un tal José Alfredo”
Joaquín Sabina.

_______

hoy brindo por esa canción de sabina
y sus ráfagas enormes de poesía

por la maleta menuda y pesada
en medio de su cama

y por esos dos boletos de ida
a liubliana

brindo por ese amor,
por el desorden precoz de sus piernas
atrapadas entre poemas

por aclararme que “autogoles”
es un propósito de vida
y no de huida

ni la conjetura, la marca o el nombre
de su ropa interior

brindo por ser y anochecer
con la prisa de los columpios

por las promesas que hago y no cumplo

por el cuaderno de notas
donde descubrí el río de su cuello
y a veces, escondo pedazos de su boca

sus ojos, sus senos…
como si fuesen tesoros robados o ajenos

finalmente,
hoy brindo por los que se persignan en la derrota
como quien siempre se arropa
con pequeños granos de luz

-riela 317-

la alegría perfecta


“UN arquero
Para llegar a darle a un blanco
Sopesa la dirección del viento, la humedad local y el peso de su flecha
Tensa su arco, se direcciona hacia el objetivo, apunta, contiene la respiración y suelta su saeta”
Eduardo Buenaventura Díaz.

_______

tensa ella, como un arco y su flecha
me gusta mirarla desnuda

lanzada como una piedra,
una simple ofrenda a la luna

así anda mi corazón gritando fechas
y palabritas de amor, que ya nadie escucha

escuchen cómo golpea cuando la nombran,
son locos números y tontas letras
que sin razón alguna,
son mi fortuna

desde que se convirtió en aroma,
la luz y el ruido, de mi alegría perfecta

-riela 171-

alfombra de septiembre


“NO es olvido la ausencia

La obsesión de un pájaro es volar

que se suiciden los poetas
al final solo el poema debe salvarse”
Anna Francisca Rodas Iglesias.

_______

hoy pesa más lo andado que lo vivido
y me cuesta recordar en qué gaveta
he guardado los sueños

yo deshojo lo que resta y sumo sin premura
porque al final, no somos más que caricaturas
moribundas en un desierto donde solíamos coleccionar
-sin saberlo- barajitas de melancolía

-¿era acaso aquella alfombra de septiembre
el pedestal más alto, donde yo la miraba caminar?

la luna siempre fue otra moneda
en algún bolsillo extraño

ahora la miro y en la estampida de recuerdos míos
palabra por palabra, se me va volviendo ajena

-66 riada-