las imperfectas sombras


“LAS lágrimas más amargas derramadas sobre nuestras tumbas son por las palabras nunca dichas y las obras inacabadas”
Harriet Beecher Stowe.

_______

como las argentinas
que promulgan las farolas que anidan en los itinerarios de los suspiros

como las francesas, otras veces
que siempre comienzan sus largos viajes con una convocatoria de ojos

como las chilenas
que encienden luces con el sonido de sus venas y se hacen musas eternas

o como las norteamericanas
que lloviznan miradas largas en la periferia de los + extraños suburbios

todas ellas, son como las nostalgias
que apabullan con la vieja canción: suspiros ojos eternas suburbios

como las tristezas
ah, qué cándida cordura con la que ellas y yo nunca nos miramos

como las imperfectas sombras venezolanas
que se colocan por los anaqueles a un juguete del color del poema

como esas mujeres, absortas, apuestan y ganan
esas que perfuman la etiqueta mientras despliegan su maquillaje de veces

-riela 564-

Anuncios

sucursales


“SI el cielo tiene una sucursal
seguro estoy amor mío, que su dirección postal
está en ese barrio de tus rodillas”
Ángel Valles C.

_______

se desparraman las ganas al tráfico ruidoso de tus rodillas
y encaraman los besos a la garganta del alba
para mirar tu densidad de río, ya escrita

marinera, hoy te llego en ascensor
en vez de usar las escaleras
de tus rodillas,
es que tengo prisa
por tocar las cordilleras
que remontan la imaginación

mis dedos, parecen locos bajitos, peligrosos y ajenos
que se zumban como puñados de arena
como si ellos fuesen los dueños
de ese lunar, en tu rodilla izquierda

-537 riada-

enarbolé cayenas


“EL peso de la realidad
cae, como una catarata
y no sé cuánto tiempo más
aguantará mi espalda”
Judith Lázaro Moyano.

_______

yo anticipaba tus estornudos
como a los relámpagos, desde mis astillas

hasta tocar la metáfora, te besé
olvidando todo alfabeto de mis viejas nostalgias

enumeré lo perdido
y hasta bailé esas baladas
aún encriptadas en tu risa ruidosa

mordí los festejos
que huían del ardor de tu sexo
al ritmo del milagro que encendía a los amaneceres

asumí cada pétalo
y todos los añicos de tus aciagos temores
y enarbolé cayenas, huérfanas cayenas hasta tus ojos

te amé
en tu traje de instantes
como el insecto a la lámpara -pero eso ya lo sabías…-

-532 riada-

es este oficio


“—¿Y ese rumor de olas?
—Son carros.
—No paran.
—No, no paran.
—¿Y ese canto de ballenas?
—Son grúas frenando.
—¿Y esas sirenas?
—Son sólo sirenas.
Duérmete ya”
Xitlalitl Rodríguez Mendoza.

_______

te amo
como los abismos
aman el frenesí de los ecos

es este oficio
que me obliga a disolverme en ti
cuando más te vuelves distancia y menos palabra

es esta forma desmedida de amarte
este desplomar de tantos ladrillos viejos por doquier
estas ráfagas violentas de verte llegar, cuando en verdad te ibas

-523 riada-

la concavidad de su ausencia


“LA imaginación es más importante que el conocimiento. El conocimiento es limitado. La imaginación envuelve al mundo”
Albert Einstein.

_______

para delinear horizontes
la busco en ese movimiento con que las mareas
consuelan violentamente la concavidad de su ausencia

y la ilusión que suelta y suelta sus íntimas esquirlas
entre resquicios ansiosos, donde yace derretida la mirada
y entonces, su tez de río pequeño se asoma, casi silente y me abraza

prisionera en la fragilidad de lo imposible
la encuentro ahora, entre la mágica incandescencia de unos pájaros
de luz, que flotan a merced del viento, entre varillas enormes de palmeras

luna

-riela 522-

ebrio de permaneceres


“BEAUTY is truth, truth beauty, that is all
Ye know on earth, and all ye need to know”
John Keats.

_______

absurdo permanecer de la piedra
que por no querer rodar, nunca llega
a esas regiones, las más áridas del olvido

y sin embargo, atrapa la mirada del pájaro
que le canta desde la rama dúctil
aquel distante poema: “ebrio de permaneceres”

aunque nunca obtenga, el enigma de una respuesta

-riela 497-

tus secretos oceánicos


“Y hay días, que ninguna poesía me salva”
Rosario Martín.

_______

como quien habla ese mismo idioma en que está escrita tu piel
ando yo; escribiendo monólogos desde ese túnel
que es tu cuerpo:

-comprando lunares en el bazar de esa latitud de piernas
-recorriendo los espacios impares de tanto lujo peninsular
-marcando, desmarcando y separando estrellas con las manos
-tropezando tus hilos; caigo, me levanto y sigo y sigo y sigo…
-mirando amaneceres desde ese angulo perfecto de tus labios
-tirando piedras pa’ romper los truenos, robando relámpagos
-detallando la alegría desde los confines de tus ojos claros
-disfrutando la conducta transitoria que tienen los detalles
-sepultando mis dudas en tus pequeñas playas descafeinadas
-viajando sin maletas, sin recuerdos y sin papel de identidad
-navegando lentamente, ya sin asombros, tus secretos oceánicos

 

-479 riada-