las imperfectas sombras


“LAS lágrimas más amargas derramadas sobre nuestras tumbas son por las palabras nunca dichas y las obras inacabadas”
Harriet Beecher Stowe.

_______

como las argentinas
que promulgan las farolas que anidan en los itinerarios de los suspiros

como las francesas, otras veces
que siempre comienzan sus largos viajes con una convocatoria de ojos

como las chilenas
que encienden luces con el sonido de sus venas y se hacen musas eternas

o como las norteamericanas
que lloviznan miradas largas en la periferia de los + extraños suburbios

todas ellas, son como las nostalgias
que apabullan con la vieja canción: suspiros ojos eternas suburbios

como las tristezas
ah, qué cándida cordura con la que ellas y yo nunca nos miramos

como las imperfectas sombras venezolanas
que se colocan por los anaqueles a un juguete del color del poema

como esas mujeres, absortas, apuestan y ganan
esas que perfuman la etiqueta mientras despliegan su maquillaje de veces

-riela 564-

Anuncios

páginas de un encuentro


“REÚNE la lluvia
en la boca, reserva

un poco de agua

para el silencio
donde habrás de remar”
Marie Lundquist.

_______

tocaste puerto
en la cavidad íntegra
y menos marítima de mi silencio
abriendo y cerrando páginas de un encuentro

conquistaste el verde, el azul y hasta los tonos rojos
y a todos los contornos de la ceniza amarilla
de nosotros

-los de aquí
-los de allá
-los absueltos de tanta temblorosa curvatura oceánica

venías de tan lejos, para acampar junto a la palmera sin sombra
sobre esta orilla llena de gajos de luceros
tantas veces prorrogados

-563 riada-

son apenas lisuras


“LA poesía que busco
es como un diario
en donde no hay proyecto ni medida”
José Emilio Pacheco.

_______

son apenas lisuras mi fea
es quizás,  ese flash que tiene el embeleso

esas densidades de la seda
en todo lo que bordea
lo nuestro

o tal vez sean esos copetes traslúcidos del alba
los que perfilan las formas del agua
a este caudal de palabras

como la hojarasca que adorna la quietud
o la frágil vestimenta que proyecta la infinitud
con la que tú maniobras los bosquejos donde festejan
los despertares

es esa forma de extraviarme por tus fronteras
sin los cordeles de la cordura

quedarme anónimo entre las hendiduras que muestran los detalles
que poco a poco apagan sus luces sobre las costuras
más elásticas de la tarde…

-557 riada

tallos blandos


“No hay ley que detenga
el viento de los acantilados.

Nadie le pide visa
a la canción de moda.

La frontera es una línea titubeante”
Leonardo Padrón.

_______

vengo de acampar noches enteras
allá donde el ruido de tu voz
tenía tallos blandos

allá donde las ruinas de una muchedumbre de versos
entre tus ojos fijos y la luminosidad de una sonrisa tuya
me abisman a tu recuerdo

con esa peligrosidad de la poca luz nocturna

-555 riada-

wayunkerra


“SOMOS perpetuos y felices viajeros
a la luz del sol y de la luna.
Después que Juya fecundó abrojos sobre la tierra
Ma’leiwa tapizó el suelo materno con flores amarillas
entonces surgieron las personas de modo colectivo:
¡Wullianaa! Aparecen los felinos
¡Ja’yaliyuu! Aparecen los caninos…
Ya pasamos el camino de los wayuu muertos.”
José Ángel Fernández Silva Wuliana.

_______

acaricias la caricatura del presagio
y me olvido de mi viejo cuaderno
pero no de las hojas
de tu calendario

miras el horizonte entre la sal y la greda
y tu mano entonces es la que me guía
sobre la redondez de las esferas

me elevo y te elevas
ya sin rituales wayunkerra

-“arista pura pía aracatam punay”
y rodamos como ciudades sin peldaños

ícaro entonces
es quien sobrevuela la espesura del fuego
cerca de donde yacen desnudos mis tobillos
a dos lunares de tus caderas desenvainadas

-548 riada-

tu quitamanchas de peces


“SI mi palabra brilla para que tú la leas,
temblará en el rocío, persistirá en la estrella”
Elsie Alvarado de Ricord.

_______

como otros dicen:
premura y deseos de ser solo sombras…

sorteando premisas caigo en pozos de palabras
toco fondo y siempre regreso a buscarte

es que no se puede borrar a los inviernos
ni a los brazos que acogen perfidias y tercas soledades
de esas que deambulan por aceras, vestidas de franjas amarillas

amor mío, yo prefiero ser sombra que deseo
un negro velero entre las más densas luminosidades

prefiero ser letra minúscula, tambaleante de nostalgias
lluvia ruidosa y menuda, a ser una cicatriz grande pero distante
verso extranjero, tatuaje, locura, vuelo, oleaje, escoria, prontuario
a ser humo esparcido, o ese lunar maquillado a tu altura de pubis

prefiero la nada que al olvido -dije una vez caminando a tu lado-
dibujar liubliana en tus ojos descalzos y que después
no utilices tu quitamanchas de peces…

-¿me llevas?

-545 riada-

eterna caracola


“SIN saber qué hay más allá de los países y los mares,
sin saber que hay diferencia entre un día y un año,
mas que en realidad no hay diferencia alguna”
Jüri Talvet.

_______

mi guayunata de versos, serenata al oído
mi guitarra sin cuerdas y mi eterna caracola

hoy traigo conmigo la canción de los mástiles
y pongo en tus manos el cadáver de la mariposa que sedujo a la flor

y la dejó sin aroma, sin alma, sin domingo en sus pétalos
pero que adornó con alas, sus tres madrugadas

-543 riada-