Archivo de la etiqueta: David G. Barreto

riela 480


“UNA insurrección, un poema, un amor, un trabajo, son del registro de la perfección”
Marc Perrin.

_______

no era entonces una mujer
más bien, un río pequeño, sin cauce
otras veces, ella era como una hoja suelta, sin punta

siempre fue un error inadvertido, jamás corregido
la levedad sin límites de unos guijarros
devenidos del horizonte

pero un día, libre de transeúntes inútiles
la huella pequeña de su pie
calzó sobre mi huella
y se hizo paso

la inventé mujer
en el estallido de un crepúsculo
después, la habité largamente sobre témpanos
gigantes de lunas, que no sabían de sus catorce signos zodiacales

ella, ahora es la diástole a mansalva
otras veces, la que habita en las ruinas del mármol
sobre poemas de vallejo, que sin razón alguna
se me quedaron sueltos…

-riela 480-

277 riada


“AFUERA,
por las trepidaciones,
el estropicio también es espanto y éxtasis”
Dafne Meezs Flores.

 

_______

una noche fría de un octubre no muy lejano
me hablabas de ese desorden, tan poco práctico
que tienen las estrellas

así, regadas al simple azar por todo el cielo
pero yo te miraba las manos y pensaba en tus ojos fijos
sobre la tersura de unas camelias

otro día te hiciste lluvia y luego temblor de hoja mojada
recuerdo, era domingo en el pavimento y en los tejados

y sin embargo, en mi casa eras tú quien proclamaba
las horas, los días y fechas en los calendarios

-277 riada-

237 riada


“A través del espacio
el cuerpo de la idea se posa como una sombra”
David G. Barreto.

 

_______

al barco solo
mañana el mar y el oleaje a mis ojos
desde tu bandada de pañuelos para después navegar

qué más vela
que tus amarantos rojos y tus besos
con sus alambres rotos, a los cuatro vientos ya

déjame ser
la terca navegación del labio
sobre tu cuerpo-rama de las acacias, que sueño alcanzar

permíteme estar en la ráfaga
en la ondulación matemática, en la fragancia negada
en el ansia trasnochada y que seas tú, mi puerto al despertar

-237 riada-