403 riadas


“ROZO la turba de hojas y ramas,
los nombres que pasan,
sigo el curso de las estaciones nuevas.
El principio está ya lejos,
pura mansedumbre en el agua”
Dori Campos.

_______

diminutas latitudes de este amor
parecen conjugarse en tus pasos urgentes
e indiferentes frente al mar

de nuevo, y para que siempre me veas y oigas la voz
mi corazón se hace tambor y la alegría se levanta
como una flecha, alto, alto, muy alto

tu sonrisa de agua mansa, es eco en llamas que me evade
y es esa costumbre mía, de procurar el aroma del recuerdo mínimo
de esos ojos , bajo la sombra negada de una palmera

horizonte de ilusiones blancas, en ti fosfora el tiempo
y resplandece ese azul cielo, bordando de tu mirada a toda mi memoria
tu multitud de nuevo, es el desguaze aéreo de todas las golondrinas
que hoy conté

-403 riada-

Anuncios

291 riada


“¿CUÁL es la luz entre nosotros, ahora,
cuando tantas luces revelan el mundo?”
Valeria Cervero.

_______

hace frío
en tu acento distante del sur

y este poema de aspecto extranjero
se levanta como una bandera
sin gloria, pena ni miedo

más allá de unos ladridos de perros, también distantes
y se ensancha en letras, como un río
que ya no es mío,
pero resume el desvarío
del sueño, donde cruje mi única hoguera

vos

-291 riada-

179 riada


“HOY probé el fecundo silbo de la adormidera
en el impío mediodía de lumbre
donde nos abandonamos”
Pilar Sanabria.

_______

apenas me imagino
porque aquí la tristeza
cojeando se pasea
con tan poco tino…

xq ya vienes tú
y traes completo mi mapa,
con tu silbo alegre de serpiente,
tu melodía de arpa
y todos tus alfileres

vienes mi bruja, ya vienes
con el calor de tu propio clima
en este hermoso día,
cuando más se venden
mangos
en los mercados
y en las esquinas

llegas y te conviertes
en la que vende
y en la compradora
de las especies,
la que enarbola
el fuego, urgentemente
sobre la coartada
de mi tristeza
mientras reclama,
el maíz mas dulce pa’ la ensalada
de nuestra mesa

llegas
derribando murallas de viento
y me entregas al fragor, tus caramelos
mientras me hablas
como en griego,
de vainas
que nunca entiendo

me hablas de tus horas desvelada
y de las portadas
que en tus revistas
juegan al fuego
de los anhelos
de los artistas,
con la misma prisa
que tu sonrisa
enciende estrellas por todo el cielo

-179 riada-

59 riada


“HAY que seguir el hilo del sueño
tejido en el tiempo”
Cristina Elena Pardo

_______

te amé a grandes pedazos de miedo
cuando apenas ascendías a soplo

a duros recuerdos y a minutos descoloridos
entre las paredes senoidales del tiempo

así te amé, pequeña y recién llegada
cuando eras menos que una página escrita

 

-59 riada-