Archivo de la etiqueta: Edgar Allan Poe

538 riada


“TRAS la dorada libertad vino la condena al cautiverio.
Los héroes llevaban sobre ellos la sentencia,
al desafío de la tierra entraban como en una noche oscura exclamando:
La libertad vale más que la vida.”
Karol Wojtyla. -Juan Pablo II-

_______

entre las entelequias intelectuales del neovitalismo
que ya vivimos, según hans driesch…

-¿verdad mi negra, que tú sí sabes derretir las piedras en amarillos
para después huir conmigo, pero entre las jaurías
de estos y de otros tantos versos?

con la alegría con que pintan los nuevos hacedores de palabras
a los poetas españoles del veintiocho…

-¿será que tú sí puedes, alumbrar con tus dedos de alambre
a la lluvia que dulcemente abraza
a los fríos inviernos míos?

para no olvidarlo todo sobre la meta de lo ya alcanzado
más allá de las teorías de hegel…

-¿quieres ser tú, mi portaequipaje de huesos, de risas y adioses
algo así, como mi maleta pasada de moda camino a la patria
de inabrazables recuerdos?

-538 riada-

riela 535


“LA risa de dos mujeres separadas -roto el lazo- cubierta la mandíbula de hierba y blancas floraciones -es igual al llanto”
Laia López Manrique.

_______

había una… vez:

-un poema que sangraba premoniciones de mayo

-unos versos que tiraban del viento
desde unos mapas sintéticos ya deteriorados

-un domingo suicida con mil intentos fallidos

-un beso fortuito con levedad de hoja seca

-dos aguaceros perdiendo equilibrios
entre los suburbios más anchos de mi feíta

-unos bolígrafos tinta negra bailando tangos
sobre unas letras permeables

-un pájaro que tejía bordes de promesas amarillas
a su sombra borracha de vuelos

-un poeta que no sabía su nombre
ni de quién era la grieta que cruzaba su pecho

-un golpe en la puerta del buzón donde los días
van guardando sus horas

-un destello de suerte menstrual en el bazar de las brujas
que ansiaban el deshielo final de las páginas de su sexo…

-riela 535-

riela 511


“SOY absorbida por intensiones de luz
por la vida como un gesto izado
rojo vivo el poema”
Denise Desautels.

_______

a la sombra como los frutos secos
divulgarán sus ojos, unas lágrimas vestidas de nostalgia

y recordar es como deshojar la distancia
del júbilo desorientado que acaricia

de par en par, su mirada cobija
sueños entre las hojas que sobrevuelan
a las siemprevivas

y se queda maria
como quien extraña su inocencia
en la densidad menos púbica de una ventana

-riela 511-

 

riela 485


“¡RUTH, Lía, Enone!
Anúncialas un paje con un lirio.

¡Yolanda!
Anúnciala una paloma.

¡Clorinda, Carolina!
Anúncialas un paje con un ramo de viña.

¡Sylvia!
Anúnciala una corza blanca.

¡Aurora, Isabel!
Anúncialas de pronto
un resplandor que ciega mis ojos.

¿Ella?
(No la anuncian. No llega aún)”
Rubén Darío.

_______

de aquí se van
como aquellas huidizas golondrinas
estos versos sustentados por la eternidad de la tinta

otro día regresarán
con sus trajes de delirios pa’ pintar atardeceres
entre mil folios de ternura pa’ que tiemblen los quereres

-riela 485-

467 riada


“TENDRÁS tiempo para tomar el té,
vendrá el calor,
vendrá la lluvia,
vendrá el olor a tierra mojada”
Gabriela Blas.

_______

tú recoses mis hechuras
entre esos anhelos de labios

augurio alegre, es la lluvia
que consolida el hilo al arco

desde el puente más alto, hasta la punta
de tus pies descalzos

entonces, te adjetivas para convertirte en el pájaro
de todas mis semillas juntas

-467 riada-

449 riada


“…LA reconstrucción estricta de mi voz manchando las paredes en un acto irrevocable de humildad, de desnudez. quiere decir nada, mi nada, la nada. la de esta edad. la del apartamento que no me gusta. la de mi almohada sosteniendo mi nuca para nadie, para esta sombra que hace peso, que me obliga a recorrer los escalones como quien viene perdido de una guerra para vivir o seguir muriendo en otra. la de los ausentes”
Manón Kübler.

_______

mi desorden preferido siempre fue mirarte a contracorriente
como a los lunes, ver tu cuerpo despegar al soplo
desparramando esquirlas hasta mis ojos…

tú eres la ecuación perfecta para el desgano en la desembocadura del ocio
cuando en silencio se instala tu cuerpo, a mi lado
siempre como una playa incendiándose

me tientas a contar tus setecientos lunares y luego me sueltas; ya no sé
si eres tú o es la incertidumbre de la noche, lo que viene filtrando
a ras del orden casi perfecto
de las ventanas…

-449 riada-

415 riada


“EL verdadero amor no es otra cosa
que el deseo inevitable de ayudar
al otro para que sea quien es”
Jorge Bucay.

_______

me enseñaste que con letras de tu nombre se podía incendiar al mío
y finalmente entendí, que tus piernas
son las riberas llovidas del sava

te pedí ojos… y me diste una luna colgada
bajo el cielo de los piaroas

escapé de los cortes no cicatrizados de cindori para llegar a ti
y apenas quedan por allí, unas fotos mías
abrazado a tus silencios redondos

te amarré de pies y manos con poemas asfaltados de rojas guardia
y ya desnuda como su maja, te rompí mil veces
en palabras imposibles de reparar

te inventé unos vuelos citadinos, untados con miel y mostaza
y espanté pájaros que con divisas de ternura
intentaban sobornarte los párpados

te di mi bicicleta de amaneceres para que remontaras tus sueños
y te hice mujer en los hombrillos más angostos
de un noviembre sin hojas

te amé como el viento a las flores -al garete y avergonzado-
como los niños a las esferas de jabón, como un velero a su puerto
como los suicidas, como los locos, como los tontos…

bajo un cielo muy azul, con todas mis banderas desplegadas
y sin ninguna partitura

-415 riada-