Archivo de la etiqueta: Enrique Molina

544 riada


“MIS espacios
se llenan de imágenes.
La esfinge del enigma
se mece como aceite sobre el agua”
Lil María Herrera.

_______

-¿qué más sutil y complejo mecanismo
que esos ojos tuyos atrapando a los artificios
esparcidos por los arenales de mi alegría?

son los besos que me debes, frasquitera

tanto crédito impagable y transparente de veces
de tu dulce encanto elevándose como la bruma a lo alto

-544 riada-

514 riada


“NO conocían el mar
y se les antojó más triste
que en la tele,
pájaros de Portugal

sin dirección ni alpiste
ni papeles

él le dijo vámonos
Dónde le respondió
Llorando ella

lejos del altar mayor
en el velero pobretón
de una botella”
Joaquín Sabina.

_______

desarmas y luego juntas tus pedacitos de palabras
y en las ramas de tus manos
tiemblan dos cafés

al fondo siempre sabina… esta vez: pájaros de portugal
y tú eres ese pájaro ya hecho un tilde, que regresa

el viento apenas
ese pincel que usas para dibujarte

-514 riada-

491 riada


“Y aquí y ahora te nombro río para
que te hagas un vestido de espuma y
viento río nuevo que asombre a los
pájaros y subvierta la geografía
¿podrías hacerle el amor a los puentes?
¿harías dudar a los suicidas? ¿o rodear
con un collar de bruma el sueño de
los solitarios? ¿sentirías sobre tu vientre
las monedas arrojadas por jóvenes amantes?
¿soportarías la miel lenta y vacía de la
mirada de los pescadores? ¿y la caricia
sensual de las garzas en el ocaso?
Alejandro Carrizo.

 

_______

 

lluéveme hasta la redención del olvido
y hójame de atardeceres amarillos

gotéame desde los insomnios
hasta el vértice fluorescente del poema
y luego, verbéame un haz de luz en cada verso

polvoréame estrellas sobre las francas roturas
en la senda febril de cada adjetivo

y luego, adjetívame la boca de sueños tuyos

-491 riada-

465 riada


“NO tengo ambiciones ni deseos,
ser poeta no es una ambición mía.
Es mi manera de estar solo”
Fernando Pessoa.

_______

me gusta el riesgo de mirarte cuando duermes
y este egoísmo mío, de “saberte” sin percatar del accidente
de que todo sea un eterno: “quizás”, o un corto: “para siempre”

-¿dónde guardas tú los sueños cuando estás despierta
y desde dónde corren esos besos que me das, hasta convertirte
en este río que desordena mis horas?

yo espero ecos de la lluvia para contemplar tu desnudez de hoja

-465 riada-

457 riada


“TE ruego, vida, cuando me necesites,
asesina a los antiquísimos fantasmas
y déjame pasar”
Christian Zurieta.

_______

más allá de la arena
me gusta desconchar los versos
con que hice sílabas de tu pie izquierdo

cuando quemaba la lluvia en su viaje inverso
y eras el mármol sobre las trincheras largas del frío

aquel pájaro extraño que rompía el hielo en manso alivio

-457 riada-