siempre, siempre


“CRECE la noche
en su fragor secreto de resinas,
como un hilo de sangre en la espesura,
crece la noche
sin otra voz que el sordo murmurar
del tiempo.”
Cristina Maya.

 

_______

estos versos de no presencia
duros versos de no existencia
son para que tú sepas y entiendas

que aunque me has dejado el alma
ancha, despejada, plana
limpia, lenta y desierta

las noches mías para ti
siempre, siempre, siempre
siempre las mantengo abiertas

-76 riada-

federica y lola


“EL Mar
juega con la Botella
la desnuda
la enreda entre sus patas azules
le da vueltas”
Ana María Iza.

_______

me paseabas y mostrabas la misma ciudad sureña de siempre,
con tu alegría rozando mi ropa y tu estrategia
del beso y asombro de siempre…

-antes que el mall -me decías- aquí estaba la embotelladora
de sueños y más allá el bar “streap tease”,
donde bailaban federica y lola

y me enseñabas tu pecho

yo todavía construyo y reconstruyo
y algo de ti, aún anda salivando en mi boca

las desveladas manos de obrero que tengo
todavía sostienen los fósforos
que me alumbraron al pozo
de tus pupilas rurales

bendita tu cinta transportadora de besos
benditas las ruinas y la maleza de entonces
benditos los puentes caídos y las tuberías rotas

y bendito sea este día que deshoja conmigo
tu hilarante sonrisa aún vestida de rojo

-64 riada-

letras tambaleantes


“EL otoño es una segunda primavera en que cada hoja es una flor.”
Albert Camus

_______

para perfumar ese aire que viene
desde el milagro de aquel jueves trece

yo escribo tu nombre
luego, soplo sobre la tinta
y letras tambaleantes que te designan

-y la promesa de ruido de los transeúntes en su prisa cotidiana
-los pájaros que llegan vistiendo de colores a los árboles
-la tarde, que se deshoja y finalmente desmaya

no digas nada
nuevamente son las chicharras
de esta nostalgia…

-60 riada-

un soplo


“HAY que seguir el hilo del sueño
tejido en el tiempo.”
Cristina Elena Pardo

_______

te amé a grandes pedazos de miedo
cuando apenas ascendías a soplo

a duros recuerdos y a minutos descoloridos
entre las paredes senoidales del tiempo

así te amé, pequeña y recién llegada
cuando eras menos que una página escrita

 

-59 riada-

fantasía


“LA diferencia entre un loco y un poeta es que a veces,
cada treinta veces al día, el poeta se suicida.
Mientras el loco solo escribe y escribe hasta completar la novena entrada
sin hits, sin error, sin carreras…”
Ángel Valles C.

_______

que nunca falte la poesía
vaciándose como un río
invencible, formidable…

que nunca falte en la subasta de unas lágrimas
un féretro de luna, para las palabras labradas
y así enterrarlas en la eternidad del tiempo

que nunca falte un pájaro en vuelo
ni quien escriba en silencio unos versos sin usar un idioma
sino gestos compartidos en la textura elástica de una noche

que no falte el mar, hecho esa lámina filosa de espuma
para decapitar la ternura de los párpados del cielo,
ni su melodía de olas, para que deambule como un perfume

que no falte la quemadura de los intentos fracasados
en las muñecas, ya cicatrizadas de los suicidas
ni el acecho de unos besos en la boca de los amantes

que no falten pétalos de recuerdos en la memoria
en bandadas migratorias sobornando a la alegría
con el aroma de otros tiempos, con el verdor de otras edades

-riela 46-