como los temblores


“SIN embargo
hoy no estás y eso si es insalvable
es una nueva mutación del dolor”
Rocío Soria.

_______

de su mirada salta la metáfora
que hace cantos de los golpes de la lluvia

tan urgente como los temblores
o lentamente, como el viaje del árbol hasta la nube

cuesta arriba, como el pétalo en alas del viento hasta la nube
cuesta abajo, hasta amanecer de cara al mar, como los barcos que se minimizan

 

-riela 423-

diminutas latitudes


“ROZO la turba de hojas y ramas,
los nombres que pasan,
sigo el curso de las estaciones nuevas.
El principio está ya lejos,
pura mansedumbre en el agua”
Dori Campos.

_______

diminutas latitudes de este amor
parecen conjugarse en tus pasos urgentes
e indiferentes frente al mar

de nuevo, y para que siempre me veas y oigas la voz
mi corazón se hace tambor y la alegría se levanta
como una flecha, alto, alto, muy alto

tu sonrisa de agua mansa, es eco en llamas que me evade
y es esa costumbre mía, de procurar el aroma del recuerdo mínimo
de esos ojos , bajo la sombra negada de una palmera

horizonte de ilusiones blancas, en ti fosfora el tiempo
y resplandece ese azul cielo, bordando de tu mirada a toda mi memoria
tu multitud de nuevo, es el desguaze aéreo de todas las golondrinas
que hoy conté

-403 riada-

nerudeo


“NO te sientes al lado de mi cajón mortuorio
usando a tus cuñadas como reclinatorio;
y cuando alguien, amada, se acerque a darte el pésame,
no te le abras de brazos en actitud de ¡bésame!”
Aquiles Nazoa.

_______

hay poemas escritos, tan inútilmente
como estos intentos míos, siempre en la búsqueda de ojos propios

intentar mirarse a uno mismo, como a escorpiones altivos y altaneros
narrados desde un inventario ya pasado de moda

tan intactos de mayúsculas, sin botones ni etiquetas

hay botellas regadas impunemente como rielas
por campos de batallas, por insondables mares…

son tontos versos que mueren de pena, simplemente esos
que caen como faldas plisadas sobre el hemisferio más oscuro
de algún poema

hay amores alfombrados de extraños, de largos, de ebrios aromas
son estaciones que padecen de asombros exageradamente tóxicos

miradas que cojean ante la incertidumbre,
hormigas explorando una hoja vestida de verso delirante

la extraño… y me da por buscarla en este “nerudeo”
de veces

-riela 399-

la sombra esférica del poema


“ASÍ pasas la vida, la fortuna,
imaginando el azul y el mar por ti cantado,
miras la noche que transcurre
sin una blancura, joya abolida para el alma”
Giovanni Quessep.

_______

el mar…
un día, el mar perfeccionará su cintura
elevará sus formas de mujer, y caminará por las orillas del planeta

la luna…
una noche, pondrá carmín a su blanca palidez
y mirará de reojo las anomalías en los anillos de saturno enamorado

ella
sabe de la transparencia de las efemérides en los labios del tiempo
ella es el trazo único de mujer hermosa bajo la lluvia,
más allá de la sombra esférica del poema

-riela 394-

apuntala la fanfarria


“EN los atardeceres
Cuando los soles sin piedad se desvanecen,
Cuando la brisa se instala en el recuerdo
Y los espejos saben que su hora ha llegado,
Dibujo con mis manos tu mirada”
María Cinta Montagut.

_______

apuntala la fanfarria
y se hace trampa inmerecida
a centímetros de un “te quiero”

-¿y qué traman las palabras
cuando el oleaje simplemente las delata
frente a las marcas desprevenidas de un beso?

cuando ya en fuga
sin el afán de la música vespertina
cicatrizan en los temblores de la piel ardida

cuando ya calladas,
solo indagan nuestras sombras en pequeños círculos
a la orilla de esos talados mares en la más hermosa de las locuras

-riela 389-

labios que rielan


“VIENTOS justos y mares venideros”
JAG

_______

el mar… -¿cuántas veces el mar
será esa tonta parafernalia con que los poetas
arman y desarman sus antojos?

-¿y éste sostener de recuerdos con finos alfileres
aferrados a las ventanas de los insomnios
como si aguardasen amaneceres?

las palabras son como los viajes
esas inéditas travesías que revelan eternidades
entre los colores del cosmos y el vasto silencio de una flor

y todo comienza cuando más allá de toda calma posible
nos sobran sombras huérfanas y alucinantes
como labios estériles que rielan

-riela 382-

y te extrañé…


“NADA puede librarse de la luz del ocaso”
María Sanz.

_______

fuimos
la advertencia del viento
de lluvia sobre el temblor de unas encinas

echaste a volar
temprano, una mañana entre vaivenes hermosos
a destiempo y enumerando singladuras de culpas

y te extrañé…
hasta en las sombras más insospechadas
que dejan los abismos

-380 riada-