tu cicatriz de ojos


“Y entretanto no había más
que el incesante brillo
y el incesante batir de esas alas
sobre espumas y ciudades,
sobre campiñas y lejanas praderas;
más allá de las torres establecidas por la
caída de la noche”
Ramón Palomares.

_______

en las formas feroces
de lo pequeño
es donde el sueño
se nos presenta
sin golpes

es en la pausa
de los que escapan del tiempo
cuando se proclaman
-entre sus bisagras-
todos los silencios

y es cuando levantas la cara
y miras al cielo
cuando a escondidas nos hundimos
frente a un espejo
que no tiene un mar

antes fue el asombro fugaz
en tu cicatriz de ojos…
como si
entre mis zapatos
apenas me descubrieras

y se nos mancha el olvido
de tanto olvido
entre el humo
de la nostalgia
como si fuésemos dos fantasmas

-490 riada-

Anuncios

el riesgo de mirarte


“NO tengo ambiciones ni deseos,
ser poeta no es una ambición mía.
Es mi manera de estar solo”
Fernando Pessoa.

_______

me gusta el riesgo de mirarte cuando duermes
y este egoísmo mío, de “saberte” sin percatar del accidente
de que todo sea un simple: “quizás”, o un corto: “para siempre”

-¿dónde guardas tú los sueños cuando estás despierta
y desde dónde corren esos besos que me das, hasta convertirte
en este río que desordena mis horas?

yo espero ecos de la lluvia para contemplar tu desnudez de hoja
y escuchar las alarmas en los alambres delgaditos en que terminan tus pies

es temprano en las encinas
y en los incendios pavorosos que engalanan todo lo efímero
en mi cama

-465 riada-

lo significante


-¿SERÁ la poesía un incendio, o un laberinto
entre los mares que yo guardo en la memoria?
Ángel Valles.

_______

tu corazón es el que habita
en las laderas de un grito desgarrador
que se dispersa como ríos de ansias trepidantes

y el tiempo que pinta de veces
los secretos de todo lo significante
abraza al verso con su pintura narrada de mil párpados

-riela 427-

conversa y vaga


“CON el lápiz labial
borra el último beso del hombre que amó”
Consuelo Tomás.

_______

guayunata
que descifra mi fortuna
en eternas cáscaras de naranjas

secreta fórmula eres tú
del romero y el tomillo en la cabellera de los atardeceres
y en esas siluetas que despintan en finas sombras

farola
para la muchedumbre de antojos que en las aceras se junta
conversa y vaga sobre el resumen de los espectros en mis noches

-282 riada-

latitudes sueltas


“A las 9 y 30 bajo la lluvia, un señor invitó a un
total desconocido a compartir su sombrilla; los
dos se rieron del mal tiempo.

La chica del restaurante le sirvió doble porción
de pastel a la niña que escuchaba la pelea de sus
padres.

Un taxista le regresó la billetera a una anciana
olvidadiza.

En el jardín infantil, Diana le regaló el color violeta
a Manuela para que terminara el arcoíris”
Alejandra Lerma.

_______

alcanzarla
en la desnudez abrupta de unos lirios
para luego soltarla en la explícita redondez
de los anillos

sé que me falta poesía
y una coincidencia de río creciente en sus ojos
pero yo quiero, es trepar todos los surcos de su geografía

ser musgo por encima de tantos pétalos
antes que ella, ya convertida en mariposa aborte el vuelo
y unos pistilos se extravíen, dormidos sobre sus latitudes sueltas

-riela 263-

la tarde talla ocho


“OYE:
no vayas a suicidarte.
Me es indispensable tu presencia:
triste
desafiante.

Terminada en punta
-como una hoja
detrás de una ventana”
Ana María Iza.

_______

ando de ti todo empapado
bajo los ramajes de la poesía

ando, como sílaba asonante
en los orinocos de pájaros y maleza,
para que la desnude y acaricie el mar

algo de tus alas libertinas-libertarias
canta, canta, canta, canta, canta
y no deja de cantar a la tarde talla ocho

hasta tallarme al vuelo
de los doce cuatro veintidós, esa
dirección filial del manotazo de tu trampajaula

y me dejas plegado al salto
con tu carta de referencia dirigida a la cordura

y ya sin hombros visibles,
con los signos evitados de la eventual locura
para poder no sostener mi camisa talla catorce, de náufrago

-209 riada-

alta definición


“TÓMAME, oh noche eterna, en tus brazos
y llámame hijo.
Yo soy un rey
que voluntariamente abandoné
mi trono de ensueños y cansancios”
Fernando Pessoa.

_______

antes
las noches viajaban con mucho más torpeza
desnudas, como los libros

hoy, no alcanzan las instrucciones de boca al vuelo
por tanta indiferencia al frío

ya, ni siquiera tu falda desacomoda
en las labores del útil desenfreno

pero aún columpias tus pies

todavía hay formas tuyas que no sé leer

reitero errores entre tus dos rodillas perfectas
culpables y domiciliadas en un: “todavía”

y durante el sorteo
finalmente, ocurre la música

-188 riada-