mapas de mareas


“AUNQUE la gran verdad se llama arcilla, greda.
Aunque ligeros guijarros presagian
de la abisal noche el secreto
el azar del molinete de los días
valga tal vez por lo del juego.
Porque toda la sorpresa cabe
en el invento armado por un niño.
Cornucopia vertida desde un sin comienzo
confuso en la lejanía de la sed
lúdica de la esperanza y del apego.
Son sus nombres curiosidad, ansias, anhelos”.
Lubio Cardozo.

_______

recordando la textura de tantos besos permitidos
sobre estas cálidas esquirlas caribeñas
me doy cuenta, que te extraño

tú eres, la que viste de canción
al silencio en la caída del rocío
y a la rotura alegre de los vidrios

me explicas con tu acento del sur
las derivadas matemáticas, en secreto
esas que forjan y que luego mueven al viento

sonríes
y me tumbas el sombrero
donde guardo mis mapas de mareas

te miro, y ya no sé
si aún eres la mujer bajo la lluvia
o eres un pájaro incendiándose

-259 riada-

el gran gatsby


“ELLA sonrió, con una conmovedora sonrisa infantil que era como toda la juventud perdida del mundo”.
Francis Scott Fitzgerald.

_______

un día, el amor despertará
de una de esas frases famosas de francis scott fitzgerald
sobre una cama en un hotel setecientas treinta y nueve estrellas

seguramente, estás pensando en la luminosidad de “las vegas”
y en aquella penúltima y tragicómica conferencia
donde demostraste que la hojilla transparente
que llevas guardada en tu billetera,
crecía siglos mientras desgarraba
las sangrantes claves secretas
de tu suerte y cuentas
bancarias…

entonces, eras simplemente
el gran gatsby

-229 riada-

justo al alba


“PASARÁS por mi vida sin saber que pasaste.
Pasarás en silencio por mi amor y, al pasar,
fingiré una sonrisa como un dulce contraste
del dolor de quererte… y jamás lo sabrás.”
José Ángel Buesa

_______

no es el silencio
sino la falta de sus ruidos

no es la hoja seca sobre la humedad del camino,
es aquel transeúnte y el privilegio de su suerte, al pisarla

es la tonta memoria de octubre sobre las empalizadas
y las ventanas de la nostalgia sobre los amaneceres

es este oficio delirante de mirar unos pájaros
poblar de colores a los travesaños

es el peligro, casi eminente de no tenerla
y de nuevo caer en la trampa de no saberla

es este poema que duele palabras
escritas, justo al alba

-riela 151-

los atrapasueños


“CUANDO el espacio, sin perfil, resume
con una nube
su vasta indecisión a la deriva…
¿Dónde la orilla?”
Jorge Guillén.

 

_______

duermen los atrapasueños
donde aún respira la poesía
-lecho hermoso, el de tus promesas-

las luces del alba
ya casi desenfundan las cascadas de mi alegría
mientras la escoba de tu presencia, barre toda mi memoria

secretamente, ya mis ojos
se pasean frente a tus ojos de olas y mareas
y pronto despertarás, como un océano

-96 riada-

palabras al hombro


“Y cuando alzo los ojos para observarte
en mi corazón se inicia un terremoto
que suspende en mi alma todos los latidos.”
Dante Alighieri.

_______

cuando el alba se nos quiebra
tú ríes feliz y mi alma solo sueña
con poder alcanzar esa otra orilla del mar

con tus manos empapadas de arena, me tocas
y sueño que hoja por hoja me entregas
tu mejor día de primavera

mientras
me llenas la vida
con todas tus almendras

yo, que nunca supe de amores virulentos
y jamás aposté a los sentimientos
debo decirte: te extraño

estés cerca, estés lejos
palabras al hombro

-91 riada-