canciones de sabina


“ÉL le regala su último adiós
La despide con la mirada envejecida
como quien ha visto tanto amanecer a su lado
que conoce todas las noches de su cuerpo”
Georgina Ramirez.

 

_______

me preguntas la marca y el modelo original
de esos pájaros que modulan
canciones de sabina…

y más me gustan tus mitades exactas de 60%
de cualquier total

cuando cribas sobre el mapa de portugal, tus hebras de hembra
y relucen las estaciones para surtir de tus formas
al ruido de las mareas

me gustas cuando sujetas tu cabello
mientras exploras esos territorios alucinantes
a centímetros del beso

cuando se dilatan
las casualidades irrompibles de tus vuelos

y como los navíos
emprendes ese extraño viaje entre las escaramuzas
que entrelazan la tarde con el rostro pirotécnico
de la noche

 

-398 riada-

Anuncios

v i d a


“LAS jarcias; vientos que traicionan; vientos
de mujer que pasó!
Tus fríos capitanes darán orden;
y quien habrá partido seré yo…”
César Vallejo.

_______

la belleza de la soledad
radica en la frágil torpeza de sus fisuras laberínticas
que son como lentos ríos que festejan las venas tras unos bastidores
mientras, se enredan y desenredan a capricho de la nostalgia…
hasta perderse finalmente en la nada deshuesada del pensamiento
como parte del pentagrama musical que siempre ansiamos escuchar
desde ese rompecabezas que contemplamos en el punto-instante
de lo que simplemente llamamos: v  i  d  a

-riela 295-

cerrando lluvias


“A Ella, que en la balanza anónima de la memoria y en las
horas finales prolonga mi presencia real y mi presencia
ilusoria sobre la tierra”
Juan Sánchez Peláez.

_______

en desamparo
como un forajido
voy cerrando lluvias
mientras te alcanzo,
abriendo soles
a cuatro estaciones
y a cinco sentidos

la única bandera
que yo sostengo
es este amor,
tú vas por dentro
y vienes pa’ fuera,
te llevo puesta
como a un botón

con la luna
alumbrándome versos
y con todo mi andamiaje
de poeta, de un solo viaje
cruzaría desiertos
pa’ desnudarte

con ansias desbordadas
subiría a las cumbres
de tus costumbres
finas, blancas y heladas

tú bajarías en mi tobogán de agua
tibia, turbulenta, torpe y salada

-242 riada-

los retratos del agua


“YA estábamos, desde siempre.
No reparto bienes. Nada tengo.
Corrijo el curso. Honestamente”
Tedi López Mills.

_______

tú eres la antorcha encendida
a ras de los confines de los colores del alba
mientras festejas y decretas la trayectoria de los cometas

después te levantas, impune como las mareas

suspiras y te balanceas
descalza sobre la acritud del cromo y ya casi aérea
sobre la puntualidad de los relojes en los retratos del agua
la sal y toda la tierra

-227 riada-

d e s p a c i t o


“Camino para mirar las calles
y pretender volar con las alas rotas
como la niña que corría
retornando siempre a casa
con un as bajo la falda”
Zazil Alaíde Collins.

_______

arrumados bajo el almendro
me jurabas que, siete por siete
era igual a otra madrugada contigo

para caer en tu emboscada
déjame hacerte noche primero, después
con tu fogata de labios, una gran llamarada

para que el alba nos encuentre habitando sombras
no censures mis palabras, tampoco temas al pentagrama
que mis manos, d e s p a c i t o vienen dibujando bajo tu falda

-185 riada-

la nave del olvido


“AMAR, amar, amar, amar siempre, con todo
el ser y con la tierra y con el cielo,
con lo claro del sol y lo oscuro del lodo;
amar por toda ciencia y amar por todo anhelo”.
Rubén Darío.

_______

con el sol detrás de la memoria
todavía anda joven el amor de otras edades
por océanos vacíos y en tormentas transitorias,
la nave del olvido navega, sus propias soledades

la mujer bella y menuda que seguramente, vos eras
quedó en puerto, cantando la canción frente al espejo,
solo para verse y oírse decir: allá va lejos, muy lejos
la ilusión que en vez de besos, prometía primaveras

como el amor mira con ojos, con los que tú jamás me viste
naufraga la nave del olvido, en este mar de tiempos idos
en donde sigues siendo tú, el gran amor que nunca fuiste

por no tenerte ahora, apuesto esa luna, a que tú te crees lejana
en cuanto a vernos, no sé… recordarte, en mi alma hace tanto ruido
y con soñarte, ya eres mía, aunque te pierda al despertar mañana

-165 riada-

un soplo


“HAY que seguir el hilo del sueño
tejido en el tiempo”
Cristina Elena Pardo

_______

te amé a grandes pedazos de miedo
cuando apenas ascendías a soplo

a duros recuerdos y a minutos descoloridos
entre las paredes senoidales del tiempo

así te amé, pequeña y recién llegada
cuando eras menos que una página escrita

 

-59 riada-