Archivo de la etiqueta: Guillermo Sucre

627 riada


“ARRÁNQUEME. Señora. Las ropas y las dudas. Desnúdeme. Desdúdeme”
Eduardo Galeano.

_______

amor mío,
hoy procúrate la lluvia
y que nos lleve en gotas a la página principal de otro cenit

hazte mar y tu boca sea la tormenta
que agrede con densa espuma de besos en cada acantilado mío

si así te ves, solo sonríete
dite que hay trenes sin destino y amores que naufragan en un café

disípate ahora, en suaves cascadas bajo la lámpara
y resbálate a mis brazos, que te esperan con acuarelas temblorosas
de veces

-627 riada-

514 riada


“NO conocían el mar
y se les antojó más triste
que en la tele,
pájaros de Portugal

sin dirección ni alpiste
ni papeles

él le dijo vámonos
Dónde le respondió
Llorando ella

lejos del altar mayor
en el velero pobretón
de una botella”
Joaquín Sabina.

_______

con tu copete de colores
torrencial, como el abismo de un mediodía
y con el marfil de tu sonrisa tallada sobre todos los afiches

llegas
con esa culpa casi impalpable
de la llovizna que espesa hasta convertirse en lluvia

desarmas y luego juntas tus pedacitos de palabras
y en las ramas de tus manos
tiemblan dos cafés

al fondo siempre sabina… esta vez: pájaros de portugal
y tú eres ese pájaro ya hecho un tilde, que regresa

el viento apenas
ese pincel que usas pa’ dibujarte

-514 riada-

riela 504 1-2


“SI es bueno vivir, todavía es mejor soñar, y lo mejor de todo, despertar”
Antonio Machado.

_______

como un beso
aferrado a un cuerpo
hasta que gana el cansancio

y así perdemos lo que juntan las manos

la voy dejando
en la maleza marítima de un amanecer
hasta resbalar sobre los gestos más torpes

de una noche, en la que nunca nos encontraremos

-riela 504-1

——-

como quien viste para vivir un día perfecto
y fleta el alma hasta una orilla larga y hermosa
donde los tamarindos juegan alegres contra el viento

-¿y qué nos falta en la tregua de besos
esta tarde, al borde de tantos mosaicos sueltos
pa’ que todo este botín sea nuestro?

no sé…

pero ya tenemos un saldo sobrante de niebla y espuma
que por las tardes se encumbra
en secreto

-riela 504-2

riela 459


“El hijo de la búsqueda continua es, de
todos los hijos, el que nunca sale, el que
nunca elige, el que de un modo estable
y rítmico, se deja invadir”
Emiliano Bustos.

_______

soñolienta la luna tiende sobre los campos, ríos y mares
todo su mantel de luz

los pájaros que van huyendo del ruido
alcanzan a pintar sus lienzos

y va quedando la vida tan vacía,
como un patio sin niños

en soledad
los saltos del silencio se asoman entre los naranjales

ah, si los versos escritos a mano en esos viejos cuadernos
fuesen de lino, algodón o de encajes más tersos
y finos…

a la orilla de uno de esos versos, un niño camina
sobre las costuras que destronan
a las piedras, y sonríe…

son suyos los sueños sin partituras,
los más limpios y menos programados que dormitan
en la hamaca wayuu tensada entre el costillar
de unas palmeras

-riela 459-

413 riada


“PORQUE si al fin te ajases, no lo olvides:
mis versos recomponen sus ardides”
Esther Giménez.

_______

es ese algo de muñeca
que se mece en estos versos
y que tú, simplemente tienes…

al aceptarte,
mi musa extranjera
como a una almendra frente a los espejos

transitando amaneceres
desde las más occidentales laderas
de tu espalda, sin clausuras

hasta la mística planicie
donde creciste como la hoja del árbol
que cayó a mi encuentro

-413 riada-

riela 308


“EN tus pupilas,
ventanas a tu alma… percibí,
una bandada de Robins
…alejarse, apurados”
Eva González.

_______

pagaría con cifras de mar
por unas palabras suyas, desprendiéndose
de su boca como pétalos obscenos

tonta ilusión
la que refracta desde el espejo
al silencio que desnuda las veces del agua

torpe afán
tanto esfuerzo por alcanzar la metáfora
cuando llega la tarde festejando su proximidad a los ojos

ilusa fantasía
que finge fechas y roba escombros de letras
para tocar su risa, que resbala al azar en la premura de las corolas

-riela 308-

45 riada


“AÚN hay noche donde tus ojos
hacen fuego y aún eres vertiginosa
del instinto, anémona deshecha
en un océano triste”
Guillermo Sucre.

_______

-¿te imaginas,
que un día podamos escapar del sepia
de estas fotografías?

y a partir de allí nuevamente -fresh start-
sin importar lo que ha llovido
desde entonces…

ni los dolores transcurridos, ni los adioses,
ni las fechas celebradas o las olvidadas
y tan bañadas de reproches

compraría de nuevo para ti, esos jeans, -¿eran levi’s?
que tanto desdeñabas por apretados
o por “old fashioned”, no recuerdo…

pero mantendría para mí
ese mismo corte de cabello, a lo “benjamin braddock”,
por los siglos de los siglos, amén

-45 riada-